Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT reclama un Plan de Ordenación de Recursos Humanos para rejuvenecer la plantilla de la Administración

La Federación de Emplead@os de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT reclama un Plan de Ordenación de Recursos Humanos que rejuvenezca y redimensione las actuales plantillas de la Administración General del Estado (AGE) para poder garantizar la prestación de los servicios públicos que la ciudadanía demanda.
El sindicato realiza esta petición en un comunicado después de que el último Boletín Estadístico de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas reflejara que la AGE ha perdido más del 11% de su personal.
En cuanto al conjunto de las administraciones, señala que "los recortes en gasto de personal, la tasa de reposición, las amortizaciones, las jubilaciones, los despidos y las externalizaciones han reducido drásticamente el volumen de empleo público hasta dejarla en una cifra similar a la del año 2007".
Por el contrario, recuerda que la población española ha aumentado entre 2007 y 2016 en un millón y medio de personas, por lo que el nivel de servicio "ha caído de forma importante".
"La pírrica oferta de empleo público, aplicada por el Gobierno en la AGE en los últimos años de crisis económica, no sólo está reduciendo de forma acelerada la plantilla de empleadas y empleados públicos, sino que también la está envejeciendo paulatinamente", advierte.
Sólo en los últimos cuatro años, entre enero de 2012 y enero de 2016, la plantilla de la AGE ha disminuido un 10,92%, con 25.639 empleos públicos perdidos, y ha pasado de 234.685 a 209.046 empleados públicos.
"AVALANCHA" DE JUBILACIONES VOLUNTARIAS.
Asimismo, señala que la jubilación voluntaria a los 60 años de miles de funcionarios pertenecientes al Régimen de Clases Pasivas también ha contribuido "muy decisivamente" a la destrucción de empleo público en la AGE.
Así, durante estos últimos años se ha producido una "avalancha" de jubilaciones voluntarias, ya que en 2010 tomaron esta decisión 4.235 empleados públicos, mientras que en 2013 esta cifra se disparó hasta los 15.788 y en 2014 fueron 13.562.
Al mismo tiempo, el número de pensiones del sistema de clases pasivas está creciendo a un ritmo del 7% anual, el triple que el de la Seguridad Social. Por otro lado, el boletín estadístico refleja que un 62,81% de la plantilla de empleados públicos de la AGE tiene más de 50 años.
"Combinar la falta de renovación de las plantillas -provocada por las prolongadas restricciones de la oferta de empleo público- y el incremento de la jubilación voluntaria, da como resultado una AGE con un evidente y flagrante déficit y un envejecimiento alarmante de efectivos", apunta.
Según UGT, la "gran" externalización de trabajo, en servicios prestados mayoritariamente por personal laboral, también ha contribuido a agravar la situación. En este colectivo los mayores de 50 años rondan el 68%.
Por ello, advierte de que si no se afronta esta situación y se comienza a trabajar en un Plan de Ordenación de Recursos Humanos, la Administración tendrá "serios problemas" para ofrecer algunos servicios fundamentales como la Seguridad Social, Fogasa, el Servicio Público de Empleo Estatal, la Agencia Tributaria o el Imserso.