Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT llega a un preacuerdo en ERE de Bimbo tras ultimátum de la empresa de cerrar la planta de Palma el lunes

El sindicato UGT "no ha tenido otra opción" que llegar a un preacuerdo en el Expediente de Regulación de Empleo de Bimbo (ERE) ante el ultimátum de la empresa de cerrar el lunes la fábrica de Palma y la amenaza de rebajar las indemnizaciones propuestas en su última oferta.
El principio de acuerdo fue debatido anoche en asamblea y ratificado con el voto a favor de 21 trabajadores y tres abstenciones, según informa la organización sindical en un comunicado.
"Los abogados nos han asegurado que con la reforma laboral no hubiéramos podido ganar un juicio si llevábamos a los tribunales el ERE", se ha lamentado el delegado de UGT en la fábrica palmesana, Paco Cámara.
El preacuerdo establece indemnizaciones por despido improcedente sin tope de mensualidades para la mayoría de los 34 trabajadores, lo que implica el pago de 45 días por año trabajado antes de 2012 y 33 días a partir de la aplicación de la reforma laboral.
Las condiciones del ajuste de plantilla se aplicarán también a ocho trabajadores eventuales al lograr que se reconozcan como fijos discontinuos.
Asimismo, tres trabajadores se acogerán a una prejubilación con un sueldo hasta los 63 años que va del 88% y el 93% de su salario actual.
Dos empleados podrán mantener su puesto en Palma al pasar al departamento de logística, nueve podrán acogerse voluntariamente a recolocaciones en la fábrica de Bimbo en Granollers y dos en la de Madrid.
Con todo, UGT ha lamentado "profundamente" que al final la fábrica de Bimbo en Palma cierre y se destruya empleo "por una decisión unilateral de la multinacional que está amparada legalmente por la reforma laboral".
Por ello, el sindicato insiste en la necesidad de derogar la actual reforma laboral y que "se repongan derechos arrebatados", como la autorización administrativa de las comunidades autónomas para aprobar un ERE, lo que hubiera podido evitar el cierre de histórica fábrica de Bimbo.
La huelga de hoy continúa y a lo largo de este viernes se desconvocarán las jornadas de paros programadas en la planta de Palma para los días 1, 2 y 3 de marzo.