Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD rechaza el Presupuesto de 2015 porque se limita a "tratar los síntomas y apenas las causas" de la crisis

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha registrado este viernes en el Congreso su enmienda de totalidad contra el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 por considerar que se limita a "tratar los síntomas y apenas las causas" de la crisis y porque constatan que ésta será una "legislatura perdida" para la recuperación de la economía y el empleo.
El portavoz económico de la formación magenta, Álvaro Anchuelo, ha explicado a los medios que las cuentas del último ejercicio de la legislatura revelan que el paro quedará "más o menos" como al inicio o incluso "ligeramente por encima" mientras que no se habrán creado puestos de trabajo pero sí se habrá perdido población activa.
Además, la deuda se habrá incrementado en 30 puntos del PIB como consecuencia, básicamente, del "rescate generalizado de las cajas de ahorros politizadas y de las comunidades autónomas a costa de todos", y ese endeudamiento "pesará como una losa sobre las cuentas públicas y la sociedad española en los años venideros", tal y como reza la enmienda, que recoge Europa Press.
"Sin embargo, se ha optado por tratar los síntomas y apenas las causas", lamenta la formación, para la que estas cifras demuestran que "ha sido una legislatura económicamente perdida". A juicio de Anchuelo, los Presupuestos que necesita España sólo pueden hacerse reformando "a fondo" las administraciones públicas --"Algo que este Gobierno se niega a emprender", critica--, combatiendo el fraude fiscal y aprobando una reforma tributaria que "haga que la carga no caiga tanto sobre las rentas del trabajo sino sobre quienes hoy no contribuyen lo que les corresponde".
INGRESOS "EXCESIVAMENTE OPTIMISTAS"
Entrando en el detalle del proyecto de ley, UPyD cree que el cuadro macroeconómico sobre el que se basa "peca de un exagerado optimismo" en todas sus variables, pero particularmente en las proyecciones de ingresos fiscales, ya que "se prevé que todos crezcan muy por encima de las bases imponibles que gravan" y tampoco pueden derivarse de la lucha contra el fraude a la luz de "las políticas del Gobierno" en esta materia.
"La previsión de ingresos no es realista. Se basan en unas previsiones de comportamiento general de la economía demasiado optimistas y ni siquiera es coherente con esas optimistas previsiones: ni aunque se cumpliese el cuadro macroeconómico cabría esperar que los ingresos creciesen tanto", reza la enmienda.
En este sentido, Anchuelo insiste en que el Gobierno plantea que "España va a mantenerse al margen de los problemas que hay en la Eurozona", algo "poco probable" vista por ejemplo la evolución reciente de las exportaciones.
Con respecto a la reforma fiscal, señala que tiene fines "meramente electorales" y lamenta que se haya "desaprovechado la ocasión de acometer una verdadera y profunda" revisión del sistema para eliminar sus inequidades, aumentar la recaudación, simplificar el sistema y "armonizar la caótica fiscalidad autonómica".
Además, a juicio de la formación magenta, el anuncio de bajadas del IRPF es mero "uso del marketing político, de nuevo en año electoral" pero "resultará inútil" porque los ciudadanos verán que en realidad siguen pagando más que antes de que el PP llegara al Gobierno y subiera la mayoría de figuras tributarias, subidas que "se mantienen".
15 MILLONES DE PERSONAS FUERA DEL PRESUPUESTO
En cuanto al lado del gasto, Anchuelo considera que los Presupuestos "perjudican tanto a la cohesión social como al crecimiento económico", ya que "15 millones de personas y sus familias quedarán al margen" de los supuestos beneficios de estas cuentas (jubilados, funcionarios, parados) mientras que el incremento en la inversión pública y el I+D+i "no compensa los recortes de años anteriores".
"Se consolidan esencialmente los brutales recortes en el gasto social y productivo de años anteriores", subraya el texto de UPyD, que ve "escandaloso" que se recorte la partida de prestaciones por desempleo y critica que las políticas activas de empleo sigan estando "demasiado centradas en las bonificaciones a la contratación".
Con respecto a las "subidas mínimas" en educación, sanidad o servicios sociales, la formación señala que "intentan camuflar" los "fuertes recortes" de ejercicios pasados coincidiendo con un año electoral. "Los Presupuestos tampoco proporcionan estímulos relevantes en el gasto productivo", añade la enmienda.
ESTADO "RESIDUAL" E "IMPOTENTE"
Es más, ante las cifras de gasto reservado a los ministerios (una vez descontadas partidas obligatorias como las pensiones o el paro), UPyD cree que "subyace un Estado residual" y "reducido a la impotencia por las cesiones que han realizado durante décadas los grandes partidos a unas reducidas minorías nacionalistas cuyos votos necesitaban para mantenerse en el poder".
"La distribución de competencias por niveles de gobierno siguiendo el principio de subsidiaridad no debe implicar en absoluto el desmantelamiento de la Administración central, dejándola incapacitada para articular políticas comunes y garantizar la igualdad de todos los ciudadanos", continúa el texto.
En este sentido, la formación que lidera Rosa Díez advierte de que la "sobrevaloración" de ingresos "como forma artificial de cuadrar las cuentas" tendrá "efectos perniciosos" sobre las comunidades autónomas, cuyas transferencias dependen de estas previsiones.
Así, UPyD cree que si los ingresos se sobrevaloran "se desincentiva el recorte del gasto autonómico superfluo y cuando se tengan que devolver los excesos habrá problemas adicionales como ya ha sucedido otras veces". "Jugar (con el índice por el que se calculan las transferencias) según se quiera dar más o menos dinero a las comunidades autónomas es un juego peligroso", insiste.
DÉFICIT EN DUDA
Sobre todo porque de estos cálculos depende el cumplimiento del objetivo de déficit, que en 2015 será del 4,2% y que, por tanto, es "una mera apariencia" a juicio de la formación magenta, que duda de hecho de que las comunidades autónomas puedan alcanzar el objetivo de este año --1% las comunidades, 5,5% a nivel general--, lo que hará "todavía más exigente el esfuerzo de consolidación" para 2015.
De hecho, incluso si las autonomías superan sus dificultades de ajuste, otros factores podrían poner en riesgo el déficit, como que los "bajísimos tipos de interés" actuales sean "temporales y excepcionales" o que aumente la "inestabilidad institucional provocada por el irresponsable comportamiento de los partidos que promueven el secesionismo en Cataluña".
Por último, UPyD critica que el Fondo de Compensación Interterritorial, un "importante mecanismo constitucional de reequilibrio", esté dotado con una cantidad tan baja que "queda vaciado de contenido", así como que "lo extraordinario se convierta en habitual" con una nueva fase del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que constituye "un rescate en toda regla" que "habrá que ver" si las comunidades devuelven y por el que "no se ha exigido ningún condicionamiento" como recortar "estructuras burocráticas y gastos innecesarios".