Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unespa ve "terriblemente injusta" la subida de cotizaciones sociales

La presidenta de la patronal del seguro Unespa, Pilar González de Frutos, considera "terriblemente injusta" la subida que ha realizado el Gobierno en las cotizaciones sociales, ya que entiende que "castiga" al que se preocupa por su futuro.
Durante la presentación de los resultados del sector en 2013, González de Frutos ha desvelado que se sorprendió cuando el Ejecutivo, "en un afán recaudatorio", incorporó el ahorro real al salario a efectos de cotizaciones, al mismo tiempo que subía un 5% la base máxima. "Un doble castigo", ha dicho.
Desde su punto de vista, de este modo se castiga al ahorrador, "en un mensaje claramente desincentivador", y a las personas que deciden dedicar "un esfuerzo adicional a proteger su salud". "Estos trabajadores que han pactado con sus empresas una cobertura colectiva también son castigados", ha añadido.
Ante esta situación, la presidenta de Unespa ha avanzado que va a remitir una carta a todos los responsables políticos para advertirles de que podrían "condenar" a las futuras generaciones de jubilados "a ser básicamente más pobres que el resto de los europeos".
"Si les condenamos a una sola renta, que es la pensión pública (...) estamos decidiendo hoy que nuestros jubilados de mañana vivan pobremente", ha explicado, al tiempo que ha indicado que "es el momento de impulsar fórmulas de previsión social complementarias similares a las que tienen la mayoría de los países europeos".
De Frutos ha insistido en que este es el momento "de parar, pensar y poner a trabajar el ahorro para ir construyendo un escenario futuro de bienestar en el que la pensión pública, sea la que sea, deje de ser el monocultivo de renta de los españoles".
Los planes de pensiones de empresa y los seguros de salud que pagan las compañías a sus trabajadores se van a considerar salario en especie y, por tanto, deberán cotizar a la Seguridad Social.