Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unicaja dispuesta a prestar la colaboración necesaria ante la nueva situación

En la imagen, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, durante una rueda de prensa en Cádiz. EFE/Archivotelecinco.es
La entidad de ahorros Unicaja, que dio el lunes por acabadas las conversaciones e iniciativas para fusionarse con Caja Castilla-La Mancha (CCM) al ser ésta intervenida por el Banco de España, ha ofrecido hoy "su disposición para prestar toda la colaboración que sea necesaria ante la nueva situación".
Unicaja -que celebra hoy consejo de administración donde se prevé que se informe del rechazo de la entidad a la referida operación de absorción- ha emitido un comunicado al comienzo de la reunión en el que relata los hechos ocurridos y concluye que, "una vez alcanzado el punto actual", plantea esa disposición a colaborar, de la que no se precisa nada más.
En el consejo se ha informado de los pasos seguidos para la integración entre Unicaja y CCM, que reproduce la nota y donde se indica que "como fruto de los estudios y análisis patrimoniales, de liquidez y rentabilidad", Unicaja fijó "criterios-guía que, en su opinión, podrían hacer viable y recomendable la fusión" y que éstos "sirvieron de pauta para posteriores negociaciones".
Añade que para tales criterios tuvo en cuenta "los intereses generales de la institución, especialmente de clientes y empleados, contando a este respecto con el apoyo de las autoridades autonómicas".
También recuerda que Unicaja "decidió entablar conversaciones exploratorias con CCM de cara a un posible proyecto de integración entre ambas", iniciativa que califica de "estrictamente financiera" y adoptada por la propia entidad.
Explica que "desde un primer momento, el desarrollo del proyecto se condicionó a su viabilidad económico-financiera, la aprobación por los respectivos órganos de gobierno y las autorizaciones de las instancias financieras y tutelares competentes".
Unicaja añade que de la existencia de las conversaciones "se informó al Banco de España y a la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, como autoridades tutelares de la entidad".
Precisa que el consejo de administración de Unicaja acordó el pasado 19 de febrero por unanimidad autorizar a su presidente, Braulio Medel, a desarrollar los trabajos y conversaciones pertinentes para la posible integración.
También señala que Unicaja comunicó el pasado lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, como consecuencia de la intervención adoptada por el Banco de España, "se daban por finalizadas las conversaciones e iniciativas en orden a un posible proyecto de integración".
Fuentes del sector explicaron antes del consejo que se esperaba que Medel aprovechara para explicar el desenlace de las negociaciones en esta reunión ordinaria del consejo, aunque adelantada respecto a la fecha inicialmente prevista del 23 de abril y que se celebra sólo cinco después del último consejo ordinario de la entidad, momento en el que aún seguía abierto el proceso.
La Junta de Andalucía defendió a Unicaja y recordó que en la negociación para la fusión tanto el Gobierno andaluz como Braulio Medel trasmitieron al gobernador del Banco de España que los avales que éste estaba dispuesto a dar eran "insuficientes" y, por tanto, se rompieron las negociaciones y no hubo acuerdo porque lo que puso al final encima de la mesa no satisfizo al presidente de la caja.
Unicaja y CCM habían comunicado hace menos de un mes, el pasado 2 de marzo, a la CNMV que habían alcanzado unas bases de acuerdo para su propuesta de integración que crearía una de las cinco primeras cajas de ahorros españolas.
Ambas entidades también precisaron entonces que iban a desarrollar de inmediato los trabajos de "due dilligence" (especie de auditoría, análisis o prospectiva) y aseguramiento de garantías financieras para cumplir los requisitos y condiciones establecidos por sus respectivos consejos de administración.