Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valls cree que entre empresariado no existe la "guerra psicológica" que hay en política

Defiende que la economía necesita certeza, estabilidad y estar en Europa
El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, ha asegurado que "dentro del mundo empresarial no existe esta especie de guerra psicológica que hay en el mundo político" en alusión a las posibles consecuencias del debate soberanista.
En una entrevista de Europa Press, Valls ha valorado así un reciente informe de una consultora que ponía de manifiesto que un 47,8% de los directivos encuestados ha detectado ya un efecto negativo o muy negativo (19,6%) en las relaciones económicas y empresariales entre Cataluña y el resto de España por el debate soberanista.
"Si hay consideraciones de tipo empresarial, si había boicot o no, creo que en estos momentos no hay ningún tipo de boicot ni situación en contra de los productos catalanes", ha aseverado Valls, que ha añadido que la situación a nivel empresarial es de absoluta normalidad y que las relaciones empresariales son mucho mejores que las políticas.
Cita como ejemplos las buenas relaciones, basándose también en su experiencia, con los empresarios valencianos para defender el Corredor Mediterráneo o las buenas relaciones existentes con empresarios de Galicia o de Madrid, entre muchos otros territorios.
Además, el presidente de la Cámara ha hecho hincapié en que las inversiones se han incrementado ya que Cataluña ocupa una posición geoestratégica "de primer nivel" dentro de Europa.
En cuanto al efecto de una consulta, de la que ha reiterado que debe ser legal y acordada, ha afirmado que el empresariado estará tranquilo siempre que se mantenga la estabilidad: "Para que la economía de este país funcione necesitamos estabilidad, certeza y estar dentro de Europa. Es un principio inamovible".
Ha recordado que España es un mercado que las empresas tienen desde hace muchos años y es muy importante para las compañías catalanas, como lo son los mercados globales: "El tema es estar dentro del euro y dentro de instituciones protegidas por el BCE", ha insistido.
COSTES DE LA TRANSICIÓN
Sobre el informe del Consell Assessor per a la Transició Nacional, que cifraba entre 4.500 y 5.000 millones de euros al mes el coste inicial de declararse independiente sin acuerdo con el Gobierno y que aseguraba que el proceso es técnicamente viable, Miquel Valls ha valorado que la cuestión es el tiempo que dure esta transición y los costes.
"Que una Cataluña es técnicamente viable en el tiempo, yo creo que se ve. La construcción del mundo se ha hecho por etapas, las naciones y los países también. ¿Pero está dispuesto el pueblo a pagar los costes de la transición? ¿Durante cuánto tiempo?", sostiene Valls.