Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela propondrá un recorte de más de un millón de barriles en la OPEP

El ministro de Energía de Venezuela y presidente de la petrolera estatal PDVSA, Rafael Ramírez, dijo hoy en Brasilia que su país propondrá el próximo domingo a la OPEP que la oferta de crudo sea reducida en "más de un millón de barriles".
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebrará el próximo domingo en su sede en la capital austríaca una reunión ministerial para analizar la posibilidad de otro recorte de los suministros de crudo e impulsar los precios de esa materia prima.
Ramírez señaló que también propondrá en Viena estudiar la efectividad de los recortes anteriores y verificar el nivel de inventarios que, apuntó, se cree "está sobre el promedio".
El ministro agregó que el promedio de los inventarios era de unos 315.000 millones de barriles de crudo y ahora está sobre los 350.000 millones.
Se trata "de un nivel muy importante sobre los inventarios" y, "en función de eso, nosotros propondríamos un nivel de mayor recorte de la producción", anotó.
Consultado sobre la propuesta venezolana en relación a ese recorte, Ramírez afirmó que "la idea es que sea de más de un millón de barriles sobre la oferta".
Señaló que la demanda mundial ha caído en unos 500.000 barriles de crudo por día y eso les "preocupa bastante".
La OPEP recortó en el segundo semestre del año pasado su producción en 4,2 millones de barriles diarios y la dejó en unos 25 millones de barriles por día con el objetivo de frenar la caída de los precios.
La posibilidad de que el cartel petrolero recorte aún más su oferta hizo que el barril de crudo de Texas subiera hoy un 11,1% en el mercado de Nueva York, en la mayor alza porcentual desde mediados de febrero, y terminara la sesión a 47,03 dólares el barril.
El ministro está en Brasilia para reunirse con su par brasileño, Edison Lobao, y preparar la próxima cita trimestral de los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y Venezuela, Hugo Chávez, prevista para el 26 de mayo en el estado brasileño de Bahía (noreste).
El encuentro también busca preparar "nuestra participación directa en la empresa mixta" constituida para la refinería binacional que está construcción en el estado brasileño de Pernambuco, agregó.
La refinería Abreu e Lima comenzó a ser proyectada por los dos países en 2005, pero las obras están a cargo solo de la petrolera estatal brasileña Petrobras por divergencias entre las dos naciones.
El objetivo es discutir el suministro de petróleo desde Venezuela para la refinería con la expectativa de que cuando se produzca la reunión de los dos jefes de Estado se puedan "firmar los documentos", explicó Ramírez.
Venezuela está interesada en la distribución de combustibles en el noreste de Brasil, especialmente de diesel porque, según el ministro, para su país es mucho más fácil abastecer a esa deprimida región.