Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wall Street baja el 1,51% por los datos empresariales y económicos desfavorables

El mercado mostró una tímida tendencia al alza durante gran parte de la sesión pero, a medida que se acercaba el cierre, se aceleró la venta de valores y Bank of America, Kraft Foods y Disney se situaron a la cabeza del descenso. EFE/Archivotelecinco.es
La Bolsa de Nueva York cerró hoy con un descenso del 1,51% en el Dow Jones de Industriales por la difusión de más datos empresariales, económicos y de empleo que reflejan el debilitamiento de la actividad y del mercado laboral en EE.UU.
Ese índice bursátil, que incluye a algunas de las mayores compañías estadounidenses, restó 121,7 puntos y finalizó la sesión en 7.956,66 unidades.
El mercado Nasdaq retrocedió el 0,08% (-1,25 puntos), hasta 1.515,05 unidades, y el selectivo S&P 500 cedió el 0,75% (-6,28 puntos) y terminó en 832,23 enteros.
El mercado mostró una tímida tendencia al alza durante gran parte de la sesión pero, a medida que se acercaba el cierre, se aceleró la venta de valores y Bank of America, Kraft Foods y Disney se situaron a la cabeza del descenso.
Las acciones de Bank of America, uno de las mayores bancos de EE.UU., se depreciaron el 11,3%, hasta los 4,70 dólares, mientras persiste un ambiente de incertidumbre en torno a las medidas que tomará el Gobierno para sanear los balances de las entidades financieras y eliminar activos que lastran sus ganancias.
El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, anunció hoy junto con el presidente de EE.UU., Barack Obama, que la próxima semana se darán a conocer las líneas maestras de un programa encaminado a la recuperación del sistema financiero y a estimular el flujo del crédito.
Obama, que divulgó también medidas que limitan las compensaciones a los ejecutivos de entidades financieras que reciban fondos públicos para sobrevivir, volvió a apremiar al Congreso a que apruebe sin dilación un plan que reavive la economía y promueva el empleo, y advirtió que un retraso "convertirá a la crisis en una catástrofe".
La urgencia gubernamental aumenta con cada oleada de datos que reflejan la persistente erosión del mercado laboral y el debilitamiento de la actividad en muy diversos sectores.
La empresa Automatic Data Processing (ADP) informó hoy de que las empresas del sector privado ocuparon en enero a 522.000 trabajadores menos que en diciembre, frente a un descenso de 659.000 empleos entre ese mes y noviembre.
Washington difundirá mañana datos que previsiblemente mostrarán un aumento de las peticiones de subsidios por desempleo durante la semana pasada y el viernes se puede constatar que la tasa de paro subió tres décimas en enero, hasta el 7,5%, según las expectativas de los economistas.
El mercado bursátil recibió hoy con cierto alivio los cálculos del Instituto de Gestión de Suministros (ISM) relativos a la actividad en el sector de los servicios en enero, que mostraron una contracción por cuarto mes consecutivo, aunque a un ritmo algo menor que en diciembre.
El índice de actividad en ese sector se situó en 42,9 puntos, comparado con los 40,1 puntos de diciembre.
Los inversores continúan además recibiendo resultados y perspectivas empresariales para este año que, en general, son muy poco alentadoras, debido a la incertidumbre en torno a la economía.
Las acciones de Kraft Foods y Disney se depreciaron hoy un 9,1% y un 7,8%, respectivamente, después de registrar fuertes descensos en sus beneficios durante los últimos tres meses de 2008 y rebajar sus perspectivas de ganancias para este año.
La compañía de ventas al por mayor Costco también dio a conocer hoy un descenso en sus ventas de enero respecto de igual mes de 2008 y advirtió que la ganancia por acción en su segundo trimestre fiscal, que cerrará el 15 de febrero, será "sustancialmente inferior" a los 70 centavos por título que prevén los analistas.
Sus acciones se depreciaron el 6,8% en el mercado Nasdaq y cerraron a 42,98 dólares.
Los bonos de la deuda pública a diez años bajaban de precio y su rentabilidad se situaba en el 2,94%.