Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wells Fargo paga una multa de 5,3 millones por vender complejos productos de inversión sin desvelar riesgos

El banco estadounidense Wells Fargo ha llegado a un acuerdo con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) mediante el cual se compromete a abonar una multar de 6,5 millones de dólares (5,3 millones de euros) para dar por cerradas las acusaciones de venta de complejos productos de inversión sin desvelar sus riegos.
En concreto, la SEC ha acusado a la firma de corretaje de Wells Fargo y al ex vicepresidente Shawn McMurtry de vender "productos de inversión ligados a valores respaldados por hipotecas sin entender completamente su complejidad o desvelar los riesgos a los inversores" en el periodo comprendido entre enero y agosto de 2007.
La Comisión explica que la entidad vendió de forma incorrecta estos productos a municipios, instituciones sin ánimo de lucro y otros clientes, y acusa a la entidad de no haber obtenido "suficiente información sobre estos vehículos de inversión" y de basarse "casi exclusivamente en sus calificaciones crediticias".
"Los representantes de la empresa fallaron al comprender la verdadera naturaleza, los riesgos y la volatilidad que había detrás de estos productos antes de recomendárselos a inversores con objetivos por lo general conservadores", incide.
Elaine C. Greenberg, miembro de la SEC, destacó que las sociedades de valores deben "deben hacer su trabajo antes de recomendar complejas inversiones a sus clientes", e insistió en que en este caso Wells Fargo no cumplió con su responsabilidad fundamental como 'broker' de contar con una base razonable en la que sustentar sus recomendaciones de inversión a los clientes.
El dinero de la multa impuesta a Wells Fargo, que no admite ni niega las acusaciones de la SEC, irá destinado a un fondo en beneficio de los inversores afectados. Por su parte, McMurtry ha aceptado una suspensión de seis meses en el sector de valores y una multa de 25.000 dólares (20.270 euros).