Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta rechaza el impuesto sobre el vino que propusieron expertos y confía en que el Gobierno no lo aplique

BNG y PSdeG advierten de que su establecimiento dificultaría la comercialización de los caldos de las D.O. gallegas
El secretario xeral de Medio Rural e Montes, Tomás Fernández-Couto, ha explicado que la postura del Gobierno gallego es contraria a la creación de un impuesto sobre el vino, como propuso el comité de expertos de la reforma fiscal, al tiempo que ha confiado en que el Ejecutivo central no lo llegue a aplicar.
"Este tipo de informes suelen ser documentos muy densos, con muchas cuestiones, algunas llamativas. Pero, en mi experiencia, es difícil que todas ellas se consideren aprovechables", ha resaltado en la comisión de agricultura del Parlamento de Galicia Tomás Fernández-Couto a las preguntas de la diputada del BNG Tereixa Paz y del socialista Pablo García.
Fernández-Couto ha informado de que la Xunta ya trasladó este "mensaje nítido" al Ministerio de Agricultura, de cuyo titular, Miguel Arias Cañete, ha valorado sus declaraciones al respecto. El ministro, ya a mediados del pasado mes de marzo, reconoció que su opinión personal es contraria a la introducción de un nuevo gravamen sobre el vino, aunque admitió también que el Gobierno aún no había debatido la postura oficial sobre este asunto.
Este viernes, el secretario xeral de Medio Rural e Montes ha afirmado que dichas palabras "tranquilizan", puesto que a Cañete "no le gusta" ese nuevo impuesto y "lo ve innecesario". Así las cosas, el alto cargo ha asegurado que verá "cómo evoluciona esta situación" y ha comprometido estar "vigilante", fundamentalmente, al respecto de la difusión de una visión "negativa" del vino. "Se trata de un alimento y con un consumo adecuado tiene hasta efectos beneficiosos", ha remarcado Fernández-Couto.
DIFICULTARÍA LA COMERCIALIZACIÓN
Por parte de los grupos intervinientes, Tereixa Paz, quien había advertido de las "dificultades" que dicho gravamen impondría a la comercialización de los vinos de las denominaciones de origen gallegas, se ha congratulado por el posicionamiento del representante de la consellería.
Mientras, Pablo García ha opinado que constituye "un tema de suficiente importancia y calado para que la conselleira lo diga claramente" y también ha señalado la "oportunidad" para los grupos con representación en la Cámara para pronunciarse en este mismo sentido, mediante la votación de una iniciativa.
"APOYO E IMPLICACIÓN" DE LA XUNTA
A mayores, el dirigente autonómico ha constatado la "importancia" del sector vitivinícola desde el punto de vista de la economía y la fijación de población en el rural y ha remarcado el "apoyo decidido" y la "implicación" de la administración en este ámbito.
"No compartimos esa visión negativa del consumo del vino. Es evidente que es una bebida con contenido en alcohol y que el consumo tiene que ser prudente, razonable y responsable, pero no estamos hablando de un producto de destilación y muchos estudios incluso reconocen el beneficio para la salud de un consumo adecuado", ha expuesto.
Así, aunque el comité de expertos planteó la aplicación de un tipo "reducido", ha subrayado que "en todo caso" la Xunta no está de acuerdo y piensa que no es una propuesta "afortunada". "De entrada, no parece que haya predisposición del gobierno por aplicar esta medida", ha finalizado.