Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta coloca 500 millones de euros en una emisión de deuda en la que la demanda triplicó la oferta

La operación se formaliza mediante la suscripción de bonos, con un plazo de siete años y un tipo de interés del 2,95%
La Consellería de Facenda ha cerrado este martes una colocación de deuda por un importe de 500 millones de euros en una operación en la que la demanda de los inversores por la deuda de la Comunidad "triplicó la oferta". Casi la mitad se ha colocado entre inversores extranjeros, entre los que se encuentran Alemania, Francia, Austria, Portugal, Gran Bretaña, Suiza, Noruega, Holanda, Dinamarca o Bélgica, entre otros.
La operación realizada por la Xunta de Galicia se ha formalizado mediante la suscripción de bonos, con un plazo de emisión de siete años y a un tipo de interés "muy competitivo", del 2,95%. De hecho, el tipo de interés de esta operación se sitúa en 42 puntos sobre el Tesoro, casi la mitad de lo permitido, siendo el menor diferencial obtenido por una comunidad desde que se inició la crisis.
Esta emisión se suma a la colocación de 500 millones de euros que realizó la Xunta en la primera semana de febrero, operación que se cerró con un plazo de tres años y un tipo de interés del 1,89%, el más bajo obtenido en todas las emisiones de deuda realizadas hasta el momento en la Administración autonómica.
El Gobierno gallego realiza estas operaciones tras recibir la correspondiente autorización por parte del Gobierno. De hecho, el Consejo de Ministros autorizó a Galicia y a otras seis comunidades a realizar emisiones de deuda en su reunión del pasado 24 de enero.
MENOR ENDEUDAMIENTO QUE LA MEDIA
En un comunicado, la Xunta ha destacado que la Comunidad gallega registra un endeudamiento inferior a la media de las comunidades, según reflejan los últimos datos publicados por el Banco de España. En concreto, la ratio deuda/PIB de Galicia es de 3,6 puntos inferior a la media de las comunidades al cierre de 2013, cuando en 2008 era superior.
Facenda ha subrayado que Galicia "aumenta el diferencial positivo" con el resto de comunidades porque en 2012 y 2013 no precisó "ni un solo euro" de los mecanismos de ayuda habilitados por el Estado para las comunidades que no pueden acudir a los mercados.
Ha remarcado, asimismo, que la comunidad no se acogió en estos años ni al Fondo de Liquidez Autonómica ni al mecanismo de pago a proveedores.
Además, ha enfatizado que la "solvencia" de la Comunidad le permite acceder a los mercados "en condiciones ventajosas", mientras que otras autonomías "no son capaces de colocar su deuda. Dicha "confianza" también se plasma en "la mejora" del 'rating' anunciada por las agencias de cualificación Standard&Poor's y Moody's.