Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero advierte de que costará tiempo que la banca recupere la normalidad

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió hoy de que "va a costar tiempo recuperar la normalidad en el sistema financiero", aunque cree que los peores momentos del sector ya han pasado.
En respuesta al senador de Entesa Catalana de Progrés, Carles Bonet, el jefe del Gobierno señaló que "la situación más grave" en el sistema financiero se produjo el pasado mes de octubre, cuando se volvió a cerrar el mercado interbancario -donde las entidades acuden a prestarse dinero entre sí- tras la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.
Zapatero recordó, durante su primera intervención este año en el pleno del Senado, que las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno son "de respaldo, no de subvención ni de inyección a las entidades financieras" y buscan devolver la confianza en el sector y reactivar la economía.
El presidente del Gobierno también insistió en que España "es un país sólido, fuerte, que tiene recursos públicos, que ha tenido la capacidad de ahorrar y puede endeudarse para mantener la protección social y recuperar la economía".
De hecho, sostuvo que España tiene 20 puntos menos de endeudamiento que la media europea, aunque se comprometió a utilizar ese margen de endeudamiento "con cautela y austeridad".
En este sentido, Zapatero aseguró que todo lo que implique un incremento del gasto se destinará "a mantener y mejorar la protección social" y añadió que el Gobierno no acometerá reformas que limiten los derechos de los trabajadores.
En cualquier caso, volvió a pedir a los ciudadanos que tomen medidas que supongan ahorro e inversión, como el ahorro en energía y electricidad y el mantenimiento de "un ritmo natural de consumo", ya que afirmó que estas actuaciones generan confianza para las empresas y la economía.
En respuesta al senador de CIU Jordi Vilajoana, Zapatero volvió a reconocer la necesidad de nuevas medidas estructurales, que debatirá con todas las fuerzas políticas.
Para rechazar las críticas de los senadores por la supuesta falta de comunicación de las medidas gubernamentales, Zapatero puso de manifiesto que ha comparecido ocho veces en el Parlamento para explicar las acciones del Gobierno y que no tiene "inconveniente en comparecer las veces que sea necesario".
Para dar a conocer las actuaciones del Ejecutivo, señaló que el Gobierno también mantiene reuniones periódicas con los agentes sociales y con otras instituciones a pie de calle.
Además, puso de relieve que cuenta con un canal directo de contacto con los ciudadanos con la página web del Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (Plan E), que ha recibido en 35 días 1,4 millones de consultas.