Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero se desmarca de Reino Unido y descarta gravar los 'bonus' de los banqueros

Durante su comparecencia tras la celebración del Consejo de Europa, José Luis Rodríguez Zapatero se ha referido a las obligaciones de transparencia incluidas en la Ley de Economía Sostenible en cuanto a al remuneración del personal directivo no sólo del sector financiero, sino de todas las sociedades cotizadas. 
El presidente del Gobierno ha precisado que el Gobierno "ha tomado ya una iniciativa que es una reforma fiscal considerable, de alcance, para este tipo de retribuciones, que va en la buena dirección para poner orden y hacer un tratamiento más justo fiscalmente a quienes tienen retribuciones elevadas".
"Ello no quiere decir que no haya otras medidas que otros países adopten, que van en la misma dirección, pero a nosotros la nuestra nos parece adecuada", ha sentenciado.
Con estas palabras, Zapatero se desmarca de la norma aprobada por Gordon Brown. En Reino Unido los bancos -y no los banqueros- pagarán un impuesto especial del 50 por ciento por las primas superiores a 27.500 euros. En Francia, Nicolás Sarkozy se plantea hacer algo similar. De hecho ambos han propuesto aplicar a nivel mundial un impuesto extraordinario sobre los 'bonus' cobrados por los directivos bancarios en 2009 por considerar que estas primas sólo han sido posibles gracias al apoyo de los gobiernos para rescatar de la crisis al sector financiero.
En España, el Gobierno prevé aumentar desde enero el gravamen de las rentas del ahorro del 18% al 19% para los primeros 6.000 euros de ganancias y hasta el 21% a partir de este límite.