Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero pide un "pequeñito esfuerzo" a los que les afecte la subida de impuestos

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que la subida de impuestos que prepara el Gobierno será "pequeña, moderada y temporal" y además "limitada", porque afectará a las rentas del capital, pero no a las rentas de trabajo ni a las sociedades, donde incluso se bajarán los impuestos. El presidente indica que sólo va a pedir "un pequeñito esfuerzo en términos cuantitativos" en sus impuestos a aquellos a los que afecte la medida.
En una entrevista en Onda Cero recogida, el presidente del Gobierno ha justificado la necesidad de revisar la imposición fiscal después de una etapa de bonanza económica en la que el PSOE, ha remarcado, ha acometido varias rebajas de impuestos, de manera que España tiene una de las presiones fiscales "más bajas" de la UE.
Así, ha recordado que la "medida extraordinaria" de la devolución de 400 euros en el IRPF se justificaba por una inflación muy alta, que ahora no se da, y ha explicado que con la crisis económica el Gobierno mantiene al máximo su compromiso con la protección social.
Por ello, opina que los 420 euros para desempleados constituye una medida de "solidaridad" de todo el país que será bien entendida por los ciudadanos, también por aquellos a los que se le va a pedir "un pequeñito esfuerzo en términos cuantitativos" en sus impuestos.
Ha dicho Zapatero que ampliar esta prestación con efectos retroactivos al 1 enero "no es rectificar", sino "buscar el diálogo y el consenso" tras escuchar a sindicatos y fuerzas políticas.
Convencido de que España saldrá sin duda de la crisis, ha invocado la "prudencia" a la hora de pronosticar si lo hará más tarde o no que el resto de Europa, y ha puesto la Ley de Economía Sostenible que será presentada al Parlamento como la apuesta más notable del Ejecutivo para cambiar el modelo económico.
Ha defendido el presidente su apuesta por la inversión pública para reactivar la economía, aunque sea a costa de mantener un déficit alto, y ha recordado que todos los expertos recomiendan esta medida para las situaciones de parálisis de la inversión privada.
Las críticas que le dirige el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, sobre todo cuando le culpa de haber engañado a los ciudadanos, le parecen un poco exageradas, y las atribuye a una "falta de ideas propias y de proyecto" por parte del líder del PP. "Aquí no se ha engañado a nadie", ha proclamado al recordar que nadie pudo vaticinar el alcance que ha tenido la crisis en todo el mundo a raíz de la debacle financiera en los EEUU.
Tampoco le preocupa que Rajoy hable de un adelanto electoral, posibilidad que, afirma, no se le ha pasado por la cabeza, porque tiene intención de cumplir el "contrato" y el "compromiso" por cuatro años que adquirió con los ciudadanos al ganar las elecciones.
Sí ha mostrado su interés por llegar a acuerdos con las otras fuerzas políticas para salir de la crisis y ha hecho especial hincapié en buscar pactos de Estado en educación y energía.
En la entrevista, Zapatero se ha mostrado especialmente satisfecho por haber sacado adelante la Ley de Dependencia, dotada en este ejercicio con 1.500 millones de euros, y ha anticipado que no habrá recortes presupuestarios en esta materia, además de recordar que es un sector que también crea empleo y riqueza.
Sobre la gripe A , el presidente ha reiterado su mensaje de tranquilidad y al ser preguntado sobre si se vacunará ha respondido que hará lo que le diga su médico. Ha hecho hincapié en la valía del sistema nacional de salud y los profesionales y científicos españoles y ha apuntado que se trata de una enfermedad "con síntomas leves para la inmensa mayoría pero que se contagia mucho más", ante la cual hay que reforzar la prevención con medidas muy sencillas como lavarse las manos con frecuencia.