Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zegona se garantiza financiación de Goldman Sachs para adquirir Yoigo

Goldman Sachs se ha comprometido a garantizar a la compañía británica Zegona, propietaria de Telecable, la financiación necesaria para la compra de Yoigo en caso de que TeliaSonera y los accionistas del cuarto operador de telefonía móvil de España se decanten a favor de la oferta británica.
Fuentes conocedoras de la negociación han confirmado a Europa Press que existe esta garantía de financiación y que están pendientes de que se acepte la oferta presentada por Yoigo, que podría rondar los 550 millones de euros.
Zegona confirmó la pasada semana que había perdido la exclusividad en las conversaciones con TeliaSonera para la compra de Yoigo, pese a lo cual las negociaciones todavía siguen adelante.
La empresa británica informó también de que el consejo de administración de la compañía tiene previsto hacer un nuevo anuncio sobre el estado de la operación "en breve", ya que las fuentes aseguran que Zegona no esperará "por siempre" a que se acepte su oferta.
En este sentido, añaden que dependerá de TeliaSonera y de los otros accionistas de Yoigo decidir si aceptan la oferta que tienen sobre la mesa de Zegona o esperan a ver qué puede ocurrir con una hipotética oferta de Másmóvil, opción que consideran "menos asegurada".
Zegona y TeliaSonera confirmaron el pasado mes de marzo que la compañía propietaria de Telecable había entrado en un "acuerdo de exclusividad con TeliaSonera, la empresa matriz de Yoigo, en relación a la adquisición" del operador español.
El consejo de administración de la empresa británica afirmaba entonces que también sería necesario que otros accionistas de Yoigo se implicaran en cualquier operación que pudiera surgir de esas negociaciones. TeliaSonera es el accionista mayoritario de Yoigo con un 76,6% del capital, en el que también tienen participación ACS, FCC y Telvent.
Sin embargo, fuentes conocedoras del proceso indicaron a Europa Press que las dos constructoras mantendrán con toda probabilidad los mismos porcentajes en Yoigo, incluso aunque la compañía resultante sea mayor, dado que en ese caso capitalizarían los préstamos concedidos a la operadora.
Su permanencia en Yoigo evitará que afloren posibles impactos negativos en las cuentas de ACS y FCC por las minusvalías que supondría su potencial venta.
PERDIDA DE EXCLUSIVIDAD.
La perdida de exclusividad en las negociaciones indican que otros actores pueden ahora presentar sus ofertas por el cuarto operador de telefonía móvil con red propia en España.
De forma reiterada se ha especulado en las últimas semanas con la posibilidad de que Másmóvil presente una oferta de compra por Yoigo si las conversaciones exclusivas entre TeliaSonera con Zegona no llegaban a buen puerto, tal y como ha ocurrido.
En la presentación de los resultados de 2015, el consejero delegado de Másmóvil, Meinrad Spenger, reconoció que Yoigo es un "activo interesante" porque es complementario a Másmóvil, por lo que es obvio que a medio plazo, si surge una oportunidad, la estudiarán. Pese a ello, también incidió en que a nivel operativo no es un activo necesario para la operadora.