Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las acciones de Dong Energy suben un 9,79% en la mayor salida a Bolsa del año en Europa

La cotización de las acciones de la compañía danesa de suministro energético Dong Energy, controlada en parte por el Estado danés, han escalado un 9,79% en su debut en la bolsa de Copenhague después de lanzar una Oferta Pública de Venta acciones (OPV) por valor del 17,4% de su capital.
La OPV valoraba la compañía en 235 coronas danesas (31,6 euros) por acción o un total de 98.000 millones de coronas danesas (13.181 millones de euros), lo que ha supuesto la mayor salida a Bolsa del año en Europa y la mayor de la historia de Dinamarca.
El precio de las acciones tras el cierre de la sesión ha sido de 258 coronas danesas (34,7 euros), lo que representa una revalorización del 9,79% durante la jornada, aunque en los primeros minutos de negociación las acciones llegaban a incrementarse un 12%.
La compañía danesa de suministro energético Dong Energy había fijado un rango de precios de entre 200 y 255 coronas danesas (27 y 34 euros) para cada una de las acciones representativas de su capital social cuando lanzó la oferta el pasado 26 de mayo.
El Estado danés ha vendido un 8,7% de su participación en Dong Energy, pero mantiene el control de la empresa, con una participación del 50,1%.
Aproximadamente el 10% de las acciones han sido vendidas entre inversores privados daneses, mientras que el resto se lo han repartido inversores institucionales internacionales y de Dinamarca. Además, un total de 36.000 nuevos inversores han acudido a la compra de acciones.
"Como representante del accionista mayoritario de la empresa, estoy encantado de comprobar que ha habido un gran interés en tener acciones de Dong Energy", comentó al respecto el ministro de Finanzas danés, Claus Hjort Frederiksen.
El parlamento de Dinamarca decidió sacar a Bolsa la compañía estatal en 2004, sin embargo, el inicio de la crisis financiera mundial en 2008 obligó a aplazar el proceso.