Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El máximo accionista de Abengoa acuerda limitar su derecho de voto al 55,93%

Abengoa ha firmado un acuerdo parasocial con su máximo accionista, Inversión Corporativa, en virtud del cual éste último se compromete a no ejercer sus derechos de voto sino hasta un máximo del 55,93% en caso de que, con motivo de la conversión de acciones de clase A en clase B, vea incrementado el porcentaje total de derechos de voto del que es titular.
De acuerdo con los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Inversión Corporativa mantiene una participación directa e indirecta, a través de su filial Finarpisa, del 55,04% en el capital social de Abengoa.
Este acuerdo se ha firmado en el marco de la convocatoria de junta general extraordinaria, que se celebrará previsiblemente el próximo 30 de septiembre en segunda convocatoria, en la cual Abengoa someterá a aprobación un aumento de capital con cargo a reservas voluntarias por un importe de 4,304 millones de euros mediante la puesta en circulación de más de 430 millones de acciones.
La compañía ha indicado que dichas acciones de clase B se emitirán con cargo a reservas voluntarias y tendrán un valor nominal de 0,01 euros cada una. En concreto, las nuevas acciones se emitirán en la proporción de cuatro acciones clase B nuevas por cada acción (ya sea clase A o clase B) de la compañía actualmente en circulación.
En este sentido, en virtud del acuerdo firmado, los derechos de voto de Inversión Corporativa no serán superiores en más de cuatro veces a sus derechos económicos y, en caso de serlo, la compañía enajenará acciones de clase A o las convertirá en clase B en la cuantía necesaria para mantener esa proporción.