Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los accionistas de Shell aprueban la compra de BG por 46.700 millones de euros

La petrolera confirma el despido de unas 2.800 personas o el 3% de la compañía combinada
Los accionistas de la petrolera anglo holandesa Royal Dutch Shell han dado el visto bueno a la adquisición de su competidora británica BG Group por 35.600 millones de libras esterlinas (46.700 millones de euros), una transacción ante la que algunos importantes accionistas mostraron reticencias por la caída del precio del petróleo.
En concreto, han votado a favor más de un 83% de los accionistas, mientras que casi un 17% se han mostrado en contra de esta adquisición, que representa una de las operaciones de mayor dimensión en el sector energético de los últimos años, según ha informado Royal Dutch Shell en un comunicado.
Shell ha conseguido la aprobación de los accionistas pese a las importantes voces en contra que surgieron durante los últimos meses, entre las que se encontraba la aseguradora escocesa Standard Life, que calificó de "destructiva" la adquisición ante los bajos precios del petróleo.
La compañía ha confirmado que tras la adquisición será necesario un "reajuste" de plantilla que afectará al 3% de la compañía combinada, por lo que prescindirá de unos 2.800 trabajadores, que se sumarían al ajuste 7.500 puestos de trabajo de Shell anunciado con anterioridad.
La petrolera anglo holandesa ha explicado que para "conseguir los resultados esperados de la adquisición", entre las que se incluye el ahorro de costes por sinergias, será necesario acometer una "reestructuración operacional y administrativa".
Por otro lado, Shell ha asegurado a los directivos de BG su intención de "salvaguardar completamente los derechos laborales existentes y los derechos de pensión" de todos los empleados de la petrolera británica.
TÉRMINOS DEL ACUERDO.
La compañía espera que la transacción se complete a mediados de febrero y ha explicado que bajo los términos del acuerdo, los accionistas de BG recibirán 383 peniques en efectivo y 0,4454 acciones de Shell de clase B.
Cuando se complete la adquisición de la petrolera británica, los accionistas de Shell dispondrán de aproximadamente el 81% del total de la compañía resultante, mientras que los accionistas de BG dispondrán el 19% del total.
PETRÓLEO BARATO QUE PUEDE PROLONGARSE.
En el documento en el que desgrana los detalles de la transacción, Shell ha indicado que el mercado del petróleo ha entrado en una tendencia bajista "que podría durar bastantes años". "El tiempo y la magnitud de cualquier recuperación del precio del petróleo son inciertos", ha afirmado.
Por ello, la petrolera ha reconocido que deberá "gestionar sus finanzas a través de oscilaciones significativas de los precios del crudo". Sin embargo, la compañía ha indicado que prevé que se produzca un aumento del flujo libre de caja con un precio por barril del petróleo Brent de 50 dólares.