Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad económica en Estados Unidos mantiene un crecimiento "de modesto a moderado", según la Fed

El informe elaborado por los doce bancos estatales estadounidenses, denominado Libro Beige de la Reserva Federal (Fed), señala que las últimas informaciones sugieren un crecimiento económico "de modesto a moderado" en Estados Unidos en las últimas semanas a un ritmo similar al descrito en su anterior informe.
En concreto, señala que los distritos de Cleveland, Chicago, St. Louis, Minneapolis, Dallas y San Francisco calificaron la expansión de la actividad de "moderada", mientras que Nueva York, Filadelfia, Richmond, Atlanta y Kansas City constataron un crecimiento "modesto".
Por su parte, Boston señala que sus contactos con las empresas describen un "panorama variado" de las condiciones económicas. Además, varios distritos se mostraron en general "optimistas" sobre la actividad futura.
La mayoría de las regiones apuntaron un crecimiento generalizado del gasto de los consumidores, que va desde "ligero" a "moderado", a un ritmo que en gran parte de los distritos es similar al recogido en la anterior edición del Libro Beige.
Asimismo, varios distritos indicaron que el sector minorista es "relativamente optimista" de cara al resto del año, mientras que la actividad turística ha seguido repuntando en varias zonas, con mayores tasas de ocupación y sólidas reservas.
En esta línea, el Libro Beige señala que la actividad manufacturera mejoró en casi todo el país desde el informe anterior y que los servicios no financieros crecieron a un ritmo moderado. Por su parte, la construcción residencial y la actividad inmobiliaria mostraron señales variadas.
Por otro lado, la Fed señala que el empleo siguió expandiéndose a un ritmo similar al del anterior informe, aunque algunas empresas mencionaron problemas para encontrar trabajadores cualificados para algunos puestos.
En este sentido, también señalaron que las presiones salariales aumentaron en algunos sectores y los salarios crecieron modestamente, mientras que las presiones de los precios se mantuvieron "contenidas" con pocos cambios respecto al informe anterior.