Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El acuerdo final entre Enel y Acciona, pendiente sólo de las garantías

El acuerdo final que permitirá a Enel comprar a Acciona el 25 por ciento de Endesa con un año de antelación está pendiente únicamente de que la eléctrica italiana aporte las garantías solicitadas por la constructora española.
Según fuentes al tanto de la negociación consultadas por Efe, la operación está perfectamente delimitada y el acuerdo se podrá cerrar en cuanto Enel aporte las garantías habituales en este tipo de transacciones, lo que podría ocurrir en las próximas horas. En ese caso, la firma podría celebrarse mañana mismo.
Algunas fuentes apuntan que mañana también podría celebrarse un Consejo de Administración de Endesa, aunque de momento la reunión no ha sido convocada formalmente.
La eléctrica italiana cuenta ya con la financiación necesaria para abordar la operación, que asciende a 11.100 millones de euros, según han confirmado fuentes financieras.
Aunque Acciona ha accedido a recibir una parte del pago en activos de energías renovables de Endesa, en torno a 3.000 millones de euros, lo cierto es que el pago deberá hacerse en efectivo.
Posteriormente, en un segundo paso, la constructora comprará a Endesa los activos pactados.
En 2007, cuando tomaron el control conjunto de Endesa, Enel y Acciona suscribieron una opción de compraventa sobre el 25 por ciento del capital de la eléctrica española a un precio de 11.100 millones.
La fecha pactada para ejecutar esta opción era marzo de 2010, pero Enel planteó a Acciona la posibilidad de adelantar en un año la operación.
La constructora de la familia Entrecanales accedió a hacerlo y también a recibir una parte del precio en activos renovables de Endesa.
La compra por parte de Enel de la participación de Acciona pondría fin a una larga pugna por el control de Endesa que se inició en septiembre de 2005 con la presentación de una opa por parte de Gas Natural.
En el proceso, que generó un intenso debate político, participó también la eléctrica alemana E.ON, cuya oferta fue derrotada finalmente por la alianza de Enel y Acciona.