Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los agricultores salen a la calle para exigir medidas al Gobierno contra la crisis

Los agricultores también se han concentrado en Sevilla para protestar por el incremento en los costes de la producion agraria. FOTO: EFEtelecinco.es
Los motivos que llevan a los agricultores y ganaderos de Asaja a salir de nuevo a la calle son el encarecimiento del gasóleo y los fertilizantes, la desaparición de la tarifa eléctrica de riego el 1 de julio, la crisis ganadera y el desequilibrio entre los precios agrícolas y los que pagan los consumidores en los supermercados.

Según Asaja, el gasóleo se ha encarecido un 60% en lo que va de año y los fertilizantes más de un 90% en los últimos 12 meses. Estos incrementos representan una subida de los costes para agricultores y ganaderos cercana al 40% con respecto al pasado año.

La organización agraria se queja de que son el único sector que no puede repercutir los precios y los agricultores y ganaderos se ven obligados a recibir y pagar lo que les fijan, tanto cuando compran como cuando venden, y por ello necesitan medidas distintas a otros sectores. Asaja demanda una ley de comercio que garantice que no se pueda pagar a los agricultores y ganaderos un producto agrario por debajo de los costes de producción.
En cuanto al carburante, pide una rebaja del 16% al 7% del IVA y del impuesto de hidrocarburos, que según Asaja es cuatro veces más caro en España que en Francia. Además, exige mayores deducciones fiscales por el gasóleo, los fertilizantes y los plásticos. Otra de las peticiones es una nueva moratoria para la desaparición de la tarifa eléctrica de riego, que tras una moratoria de un año está previsto que desaparezca el próximo 1 de julio.

Igualmente, demanda medidas específicas para el sector ganadero, que sufre una crisis especialmente profunda. Concretamente, solicita el desacoplamiento total de las ayudas (que no estén vinculadas a seguir en el sector) y que se equipare la devolución del IVA ganadero al agrícola, pasando del 7,5% al 9%. CGS