Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los alquileres como inversión crecen un 40% en el último año, según Alquiler Protegido

Los alquileres destinados a inversión han crecido un 40% en el último año debido a que la firma de hipotecas de viviendas de bajo coste se han disparado por la facilidad para su concesión y la intención de los propietarios para utilizarlas con fines especulativos, según Alquiler Protegido.
La compañía pone como ejemplo de este auge pisos antiguos de entre 60 y 75 metros cuadrados con tres habitaciones en ciudades medianas y pequeñas que se pueden adquirir a partir de 35.000 euros hasta los 45.000 en zonas estratégicas cercanas a universidades.
Con unos gastos mínimos en reformas, que cada vez se conceden más a empresas inmobiliarias con servicios que incluyen gabinete jurídico, se alquilan a jóvenes estudiantes de septiembre a julio por un precio que duplica el pago mensual de la hipoteca. Esto supone "una rentabilidad que no se encuentra en ningún fondo de inversión de renta fija o variable", explica Alquiler Protegido.
No obstante, señala que hay otros colectivos a los que el propietario de la vivienda puede alquilar para obtener similares rendimientos en lugar de fijar un precio por habitación. En concreto, indica que en las grandes ciudades ahora es más fácil obtener hipotecas de hasta 100.000 euros en pisos de hasta 75 metros cuadrados.
DIVORCIADOS Y JUBILADOS.
En estos, el perfil del inquilino objetivo cambia, acercándose más a personas divorciadas con necesidades de pisos más pequeños para una persona sin hijos o bien a parejas jóvenes que desean tener una primera vivienda.
Asimismo, el perfil del jubilado también adquiere un especial interés por parte de los propietarios en este tipo de alquiler, ya que disponen de unos ingresos garantizados e indefinidos y necesitan espacios más pequeños y accesibles como pareja o de manera individual. "Muchos de estos últimos venden sus propiedades con el fin de quitarse sus préstamos hipotecarios y vivir una jubilación tranquila en una casa de alquiler", apunta Alquiler Protegido.
La compañía hace especial hincapié en los cambios dentro del mercado de alquiler porque los propietarios buscan la garantía de que todos los problemas que se deriven de los contratos de arrendamiento queden resueltos "con la menor de las preocupaciones".
Por ello, asegura que "se buscan empresas que garanticen el alquiler, su pago, defiendan al propietario de sus derechos frente al inquilino y puedan tener la tranquilidad que se merecen por el hecho de ser propietarios".