Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las altas de autónomos al RETA descienden entre enero y abril el 21%, según ATA

Un trabajador de la construcción intenta asegurarse con su arnés en una obra. EFE/Archivotelecinco.es
El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) registró, durante los cuatro primeros meses del año, 156.081 altas de emprendedores, el 21 por ciento menos que los registrados en el mismo periodo de 2008, que fueron 197.525.
Estos datos se desprenden de un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), en el que se añade que durante el mismo periodo de tiempo, el RETA registró 227.857 bajas de trabajadores por cuenta propia, el 17,1 por ciento más que en 2008.
Según ATA, la diferencia entre las altas, 156.081, y las bajas, 227.857, dan como resultado 71.776 afiliados menos al RETA durante el primer cuatrimestre de 2009.
Por comunidades autónomas, Aragón fue la registró mayores caídas en las altas al RETA, con el 45,3 por ciento, mientras que en el extremo opuesto se situaron Ceuta y Melilla, donde aumentaron el 17 por ciento.
Además, todas las provincias españolas registraron un descenso en el número de altas con respecto a 2008, siendo Huesca (el 64,8%), Palencia (el 42,6%) y Lleida (el 40%) las regiones en las que bajaron más.
En cuanto al número bajas en la afiliación del RETA, el informe de ATA añade que, sólo Aragón, País Vasco y Navarra, fueron las comunidades autónomas que experimentaron descensos con respecto al año pasado.
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, explicó que estos datos reflejan la "complicada situación económica que está sufriendo el colectivo, ya que en tan sólo cuatro meses se han perdido 71.000 trabajadores autónomos".
Añadió que por ello es "imprescindible apostar decididamente por el empleo autónomo, como uno de los principales motores productivos del país". "No nos podemos permitir el lujo de seguir perdiendo actividad económica", concluyó.