Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bancos españoles ganaron un 23% menos en 2016, hasta 7.987 millones

((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema por un error en el titular y en el primer párrafo))
Los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 7.987 millones de euros en el ejercicio 2016, lo que supone un 23,1% menos que un año antes, de acuerdo con los datos hechos públicos este jueves por el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán.
Estos resultados se han visto afectados por factores singulares temporales específicos de 2016, sin los cuales el beneficio habría sido un 12% superior al registrado en el ejercicio 2015. Entre estos factores se encuentra la negativa evolución de los tipos de cambio de las principales divisas en las que operan las entidades frente al euro, las provisiones para cubrir las reclamaciones por cláusulas suelo y los saneamientos extraordinarios realizados el pasado año.
Roldán ha explicado que la banca se encuentra actualmente en un entorno que "no es todavía plenamente satisfactorio para la actividad financiera" y 2016 ha sido un año en el que los esfuerzos de saneamiento del balance han seguido siendo "muy importantes".
Según ha explicado, el entorno de tipos de interés "sigue sin ser favorable". "A pesar de que la mejora del sector es evidente en términos de liquidez y solvencia, en términos de rentabilidad es una mejora que todavía no es plena", ha dicho Roldán. En este sentido, ha indicado que, en términos de rentabilidad, "hay una mayor dispersión entre entidades".
La ratio de solvencia de las entidades se situaba a finales de 2016 en una media del 12,36% de los activos ponderados por riesgo, una cifra que es similar a la registrada un año antes.
El margen básico --que comprende los ingresos netos obtenidos por intereses, comisiones, dividendos y resultados por puesta en equivalencia-- registró en 2016 un incremento del 0,3% respecto al ejercicio precedente.