Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector del calzado español cierra 2009 con una caída del 6,24 por ciento en ventas

Imagen del Salón Internacional de Calzado y Artículos de Piel "Modacalzado+Iberpiel". EFE/Archivotelecinco.es
El sector del calzado español experimentó en 2009 una caída del 6,24 por ciento en el consumo interior con respecto a 2008, al pasar de 1.823,4 millones de euros a los 1.709,6 millones en el último ejercicio según apunta el Informe Anual del Sector del Calzado.
El documento, que analiza la trayectoria del sector en plena crisis, cifra la producción en 1.646 millones de euros, lo que supone una reducción del 6,77% en comparación con el año anterior.
Durante 2009, España ha sido una de los países europeos más dañados por la crisis y, sin embargo, el documento incide en que el este sector se ha visto menos perjudicado, según el documento, de lo que cabría esperar, ya que se destruyó sólo el 5,9% de su empleo.
El producto más dañado por la recesión ha sido el calzado en piel, del que se fabricó el 10,1% menos que el año anterior, aunque es el material más producido y representó el 60% del total de fabricación.
Asimismo, el precio medio ha caído debido a dos factores: la innovación en el empleo de materiales y el ajuste de precios dirigido a mantener la cuota de mercado.
En comercio exterior, durante este período se facturó por valor de casi 1.700 millones de euros, el 5,8% menos que el año anterior, pese a lo que el sector ha logrado mantener un nivel óptimo de competitividad con respecto a sus homólogos europeos, y fueron Francia e Italia los mercados más interesados en calzado español.
La internacionalización, la diversificación de mercados o el respeto al medioambiente, fueron algunos de los ejes estratégicos empleados por el sector para lograr mantener su posición dentro del tejido industrial, con el firme objetivo de "vender un producto de calidad", detalla el informe.
En el campo de las importaciones, donde China es el mayor proveedor de calzado de España, han sufrido un recorte del 5,3% con unos 1.800 millones de euros.
Con miras al futuro, España ha desarrollado campañas y plataformas comerciales como 'Modacalzado' con la intención de mantener a flote la industria.
Actualmente, se están desarrollando 15 proyectos sobre normas de ensayo a aplicar en el sector, ahora más "plural" por la crisis.