Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ciberataques con virus a consumidores aumentaron un 13% en 2015, según Deloitte

El número de ciberataques dirigidos a consumidores ha seguido en aumento durante 2015, según se despredende un estudio elaborado por Deloitte, que destaca que los ataques mediante virus u otro tipo de 'malware' a consumidores se han incrementado un 13% en comparación con 2014.
El informe 'Los datos de los consumidores atacados: la creciente amenaza del cibercrimen' refleja que el 39% de los consumidores fueron víctimas en 2015 de algún virus o 'malware' destinado al robo o manipulación de datos personales.
En este contexto, Deloitte remarca que desde hace años la seguridad de los datos personales se ha convertido en un tema de importancia capital para los consumidores, y por extensión para las compañías.
Además, añade que los últimos incidentes de ciberseguridad han provocado una mayor sensación de vulnerabilidad entre los usuarios, y han transformado su forma de reacción ante posibles ataques. De hecho, un 73% de los consumidores 'online' se replantearía entablar de nuevo una relación comercial con una compañía que hubiera tenido un fallo de seguridad.
En este sentido, subraya que, gracias a una mayor formación, la mayoría de los consumidores ya revisa de manera proactiva los sistemas de seguridad. Así, uno de cada tres cancelaría sus cuentas en comercios 'online' como consecuencia de un ciberataque, "incluso si la seguridad de sus datos no se hubiera visto afectada".
El estudio revela que el comercio electrónico (54%) sigue siendo la segunda preocupación en temas de seguridad 'online', por detrás de las redes sociales (63%). Esto está teniendo repercusiones visibles, ya que el porcentaje de consumidores que realizan habitualmente el pago de sus compras 'online' con tarjeta ha bajado del 88% al 72%.
En este contexto, los consumidores han adoptado una actitud proactiva respecto a la seguridad, como refleja que un 76% realice chequeos de seguridad, un 24% más que en 2014, y que el 56% reduzca y controle su actividad 'online'.
Deliotte subraya que es en este campo donde las compañías pueden empezar a ofrecer ventajas competitivas, ya que tres de cada cuatro consumidores consideran que es responsabilidad de las empresas proveer a los usuarios de las herramientas necesarias para proteger su privacidad, seguridad y reputación.
En esta línea, el 64% de los encuestados desea que las compañías fortalezcan los procedimientos de autentificación con procesos extra, incluso a pesar de la carga adicional que pueda suponer para ellos.