Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comercio minorista de muebles facturó un 10,3% menos en 2012 y caerá un 6% este año, según DBK

El comercio minorista del mueble recortó sus ventas en 2012 por quinto año consecutivo, con una caída del 10,3%, hasta 2.580 millones de euros, según DBK, filial de Informa D&B, que estima que la facturación de este sector se reducirá otro 6% este año, hasta los 2.400 millones de euros.
Por segmentos, el comercio de mueble del hogar, que absorbe las tres cuartas partes del mercado, registró un descenso del 9% en 2012, hasta los 1.935 millones de euros. Por su parte, el mercado de mobiliario de oficina disminuyó un 11%, afectado por la menor inversión en creación y renovación de espacios de oficina, así como por el fuerte recorte del gasto público.
Las ventas de mueble de cocina, el segmento más ligado a la construcción de viviendas, experimentaron en 2012 un recorte superior al 15%, pasando a representar el 10,5% del mercado.
Según DBK, los establecimientos especializados concentraron el 83% de la facturación el año pasado, ligeramente por debajo del año anterior, como consecuencia del cierre de puntos de venta. El resto se reparte entre hipermercados, grandes almacenes y grandes superficies de bricolaje.
El número de establecimientos especializados en la distribución minorista de mobiliario era de 6.200 al cierre de 2012, alrededor de 300 menos que en el año anterior y en torno a la mitad del máximo alcanzado en 2008.
En su informe, DBK explica que la debilidad de la demanda, la caída de la rentabilidad y las restricciones crediticias han propiciado el cese de actividad de empresas independientes y el cierre de establecimientos poco rentables de las principales cadenas.
A mediados de este año existían 23 cadenas especializadas con al menos diez puntos de venta, que en conjunto reunían el 16,5% del total de los establecimientos. Así, las pequeñas cadenas y los operadores independientes siguen concentrando la mayor parte de los puntos de venta, a pesar de lo cual el sector muestra una creciente concentración.
Las cinco primeras empresas reunieron en 2012 el 47% del mercado, participación que se situó en el 63% al considerar a los diez primeros operadores, cerca de cuatro puntos más que en 2010.