Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El poder de compra del salario medio en España aumenta un 0,9% en el cuarto trimestre de 2015

El poder de compra del salario medio en España aumentó un 0,9% en el cuarto trimestre del año 2015, frente a la caída del 1,6% registrada por la capacidad adquisitiva de la remuneración española un año antes, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo, elaborado por la empresa de recursos humanos junto con los investigadores de Barceló y Asociados.
El Monitor ofrece datos sobre el grado de satisfacción laboral y para ello analiza una serie de variables, como la remuneración, seguridad laboral, oportunidades de empleo y desarrollo profesional.
Tras la publicación de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2015, las variables del Monitor Adecco evidencian una tendencia de mejoría general en el mercado laboral.
En concreto, ya son tres los trimestres consecutivos en que al menos 13 autonomías muestran un aumento interanual en su calificación, hecho que no se producía desde marzo de 2008, antes del inicio de la crisis.
Así, 11 comunidades autónomas reflejan el mismo patrón que el nacional, siendo los casos más significativos los de Castilla y León, al pasar de una pérdida de un 4,1% en el poder de compra de su salario medio a un incremento del 2,7%, y Cantabria, que ha pasado de perder un 0,4% a ganar un 4,1%, el mayor incremento de todas las regiones.
Por su parte, Castilla-La Mancha es la única autonomía donde el aumento del poder de compra del salario de hace un año (+0,2%) se ha convertido en un retroceso (-0,9%).
De su lado, la Comunidad de Madrid conserva la primera posición del Monitor, como ya viene sucediendo desde 2008, pese a la ligera reducción interanual de un 2,1% en su calificación (6,7 puntos).
En el apartado de seguridad en el empleo, destaca el aumento de los accidentes laborales, registrándose 63,8 accidentes que causaron baja por cada 10.000 ocupados (+6%). Este patrón se repite en todas las autonomías salvo en Canarias (-1,2%).
MISMOS SALARIOS DESDE 2012
El salario medio español es de 1.637 euros mensuales, el mismo, con mínimas variaciones, desde marzo de 2012, si bien hay comunidades autónomas cuyas remuneraciones medias presentan variaciones significativas.
Cantabria es el caso más favorable, ya que su actual salario medio de 1.514 euros es un 2,9% mayor que el de finales de 2013. Le siguen los incrementos de la Comunidad de Madrid, con un salario medio de 1.942 euros, un 2,1% más en los dos últimos años, y Canarias, con 1.403 euros, un 2% más.
La proporción de parados que percibe una prestación por desempleo continúa con su tendencia de caídas iniciada en 2008. En España, un 44% de desempleados recibe prstación, lo que supone un 1,3% menos que un año atrás. No obstante, en los dos trimestres anteriores se ha mantenido en ese nivel.
EMPLEOS CUALIFICADOS
Asimismo, la proporción de empleos cualificados en España tiene una reducción interanual de tres décimas, hasta el 32,4%, por la creación a mayor velocidad de empleos que requieren una menor cualificación.
Casi tres de cada cuatro empleos creados en los últimos doce meses son de cualificación media o baja. Del total de 525.1000 empleos creados, 138.900 son de alta cualificación (+2,4%) y 386.200 de cualificación media o baja (+3,3%).
En cuanto a las posibilidades de conciliación entre trabajo y vida privada, todas las comunidades autónomas vieron bajar sus puntuaciones. Una de las variables más afectada fue el teletrabajo.
MENOS TELETRABAJO
El Monitor de Adecco constata que el inicio de la recuperación está significando una reducción del número de teletrabajadores, de hecho, en los últimos 12 años han dejado de teletrabajar cerca de 110.000 españoles.
De igual forma, la recuperación en el mercado de trabajo se traduce también en una reducción general de la conflictividad laboral en 14 comunidaes. En el último año, el número de huelgas en toda España cayó un 28,6% y el número de participantes (-30,9%) es el más bajo en 15 años.