Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de un centenar de interinos se concentran en Toledo para exigir a C-LM que cumpla con la sentencia de readmisión

STAS plantea solicitar una ejecución provisional de la sentencia si la Junta recurre al Supremo
Más de un centenar de trabajadores interinos se han concentrado este viernes frente a la sede de la Consejería de Administraciones Públicas de Toledo para exigir a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que cumpla con la sentencia que obliga a readmitir a los trabajadores interinos despedidos en 2012.
En este sentido, la secretaria general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Carmen Campoy, ha pedido al Gobierno regional "que no recurra" la sentencia y "tenga en cuenta lo que han dicho los tribunales", ya que "las casi 500 personas" que fueron despedidas "han tenido que ganarse su puesto de trabajo dos veces, primero mediante unas oposiciones y después con una sentencia que dice que tienen que ser readmitidos".
"Pedimos a la Junta que pare ya, esto es un despropósito y lo que tiene que hacer es hacer las cosas bien. La sentencia por unanimidad lo deja muy claro, tiene que dejarse sin efecto las dos órdenes y se tiene que readmitir a los trabajadores y se les tiene que volver a dar sus derechos laborales y económicos", ha señalado Campoy.
EJECUCIÓN PROVISIONAL DE LA SENTENCIA
Por su parte, el representante de STAS Intersidical, Gustavo Fabra, ha explicado que los servicios jurídicos de su sindicato están estudiando las medidas oportunas en caso de que esta sentencia se lleve al Tribunal Supremo, ya que si es así, pedirán una ejecución provisional de la sentencia.
Fabra también ha vuelto a pedir a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, que cese al consejero de Administraciones Públicas, Leandro Esteban, y a su director general, "visto que no tiene la suficiente talla política como para dimitir".
"Hubiera sido muy ejemplarizante que Esteban hubiera hecho como el consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid, el señor Fernández Lasquetty, y hubiera dimitido en el momento en el que se publicó la sentencia. Visto que no es así, Cospedal debe tomar las riendas de este asunto, que están pagando todos los ciudadanos", ha aseverado.
De no ser así, el representante de STAS ha anunciado "que las movilizaciones van a ir a más" y continuará convocando asambleas y movilizaciones, asegurando que "ellos sabrán hasta qué punto quieren llevar todo este asunto".
MÁS DE 12.000 DESPIDOS
El representante de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, José Luis Arroyo, ha mostrado la satisfacción de su organización por la sentencia, a la que ha definido como un "nuevo varapalo judicial" para la presidenta regional, las cual, según CCOO, "ha destruido más de 12.000 empleos públicos desde que llegó a Castilla-La Mancha".
"Apelamos a la sensatez de la presidenta, si es que la tiene, y que no proceda a recurrir una sentencia que de manera justa determina la readmisión a sus puestos de trabajo del conjunto de los trabajadores afectados", ha indicado Arroyo.
"SUFRIMIENTO" ENTRE LOS DESPEDIDOS
Por último, Carlos, uno de los trabajadores interinos despedidos en el verano de 2012, ha transmitido "el sufrimiento que hay detrás de todo esto", ya que desde el cese no ha vuelto a trabajar en ningún otro puesto.
Carlos, que comenzó a trabajar en la Delegación de Agricultura en el año 2008, ha pedido que se aplique la sentencia "cuanto antes", y ha señalado "que si lo que le preocupa a Cospedal es el dinero", es mejor que se aplique antes la sentencia, puesto que "al duplicar los plazos, se suplican las indemnizaciones que hay que abonar".