Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete de cada diez controladores reciben el alta tras la inspección

Un 66,34 por ciento de los controladores que se ausentaban del trabajo por estar de baja médica, han sido dados de alta tras pasar la revisión médica, mientras que los trabajadores se quejan de que AENA ha forzado a varios de ellos a acudir a sus puestos sin estar en "perfectas condiciones".
En un comunicado, el Ministerio de Trabajo e Inmigración detalla que 136 de los 205 trabajadores que acudieron a las revisiones fueron dados de alta médica, y en ellos se aprecia "una elevada frecuencia de procesos de enfermedades de muy corta situación".
"La frecuencia se encuentra incluso por encima de la que es habitual en momentos tales como epidemias de gripe o alergias estacionales, y hasta la fecha no se había producido ningún caso con una incidencia similar de bajas", indica el Gobierno.
Tanto la Inspección Médica de la Seguridad Social como los propios Servicios Públicos de Salud están realizando un seguimiento específico sobre las bajas de los controladores que expiden los médicos de atención primaria.
Para realizar tal seguimiento, ambas administraciones citan a reconocimiento médico a los controladores en situación de incapacidad temporal para valorar su situación, aunque "en bastantes ocasiones el examen médico no se efectúa, debido a que el propio controlador acude a su médico de atención primaria a solicitar el alta médica".
En las últimas semanas diversos aeropuertos españoles sufrieron retrasos y cancelaciones debido al alto número de controladores que se encontraba en situación de baja, tanto de larga duración como sobrevenidas.
Los controladores se quejan de AENA
Por su parte, la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) considera que desde AENA se está "obligando" a trabajar a algunos de ellos sin estar en condiciones de hacerlo, al estar de baja por enfermedad.
El portavoz de USCA, Daniel Zanit, señaló a EFE que se "ha forzado a algunos controladores a ir a sus puestos de trabajo estando incluso bajo medicación, tomando ansiolíticos", lo que no hace que se encuentren en su mejor estado para desempeñar el trabajo.
Incluso, añadió Zanit, AENA ha puesto coches para llevar a controladores de su casa al trabajo, "reconociendo de alguna forma que no están del todo bien", y añadió que lo que se debe hacer es no poner en "tela de juicio" los dictámenes médicos
Porque para este portavoz, hay controladores que han ido a trabajar con un 60 por ciento de la visión, "nada más", lo que supone no estar en disposición de acudir a desempeñar su labor.
Asimismo, el portavoz de los controladores se refirió a un caso de Barcelona donde "se contradicen" los dictámenes de la inspección con el médico que ha dado la baja al "compañero".
Zanit dijo también que se continúan manteniendo reuniones entre los representantes de los controladores y los directivos de AENA sobre el nuevo convenio que se quiere firmar, e indicó que de momento no hay ninguna solución y que se sigue negociando.