Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crecimiento seguirá siendo "notable" en los próximos trimestres, pero algo más moderado, según CEOE

El crecimiento del PIB seguirá siendo notable en los próximos trimestres, aunque algo más moderado, porque irán desapareciendo algunos de los elementos de impulso actuales y se confirmará la ralentización de las economías emergentes.
Así lo pone de manifiesto el servicio de estudios de CEOE, tras asegurar que el PIB creció un 0,8% en la última parte de 2015 y un 3,2% en el conjunto del año, la mayor cifra desde 2007.
Según la patronal, la mayor parte del crecimiento de 2015 se explica por la contribución de la demanda interna, ya que la aportación del sector exterior fue neutra, frente a la aportación negativa del trimestre anterior.
Además, la desaceleración de la actividad prevista para el segundo semestre de 2015 finalmente fue menor de lo esperado gracias a la fortaleza del consumo de las familias y de la inversión empresarial.
De hecho, con tasas de inflación negativas y unas condiciones de financiación favorables, el gasto en consumo de los hogares y empresas continuó avanzando a buen ritmo en los últimos meses del año.
Además, la buena evolución del empleo, el adelanto de la reforma fiscal y el reintegro de parte de la paga extra a los funcionarios han sido factores adicionales de impulso para el gasto de las familias, lo que se ha visto reflejado en una mejora de las perspectivas de los consumidores y del comercio minorista.
Por su parte, aunque las expectativas de la actividad industrial mostraron cierto deterioro tras el verano, volvieron a remontar en diciembre, mientras que el índice de producción industrial continuó su senda ascendente en octubre y noviembre.
En el mercado laboral, CEOE pone de manifiesto que la creación de empleo se ha estabilizado en los últimos meses, con un incremento de 533.200 afiliados en la Seguridad Social en diciembre de 2015 frente al mismo mes del año anterior y un crecimiento medio anual del 3,2%.
Con esta cifra, el incremento de la productividad será cercano a cero en 2015, lo que, unido al moderado avance de la remuneración por asalariado, hará que los costes laborales unitarios alcancen tasas positivas por primera vez desde 2009.
En cuanto al déficit, la patronal asegura que es el Estado el que está contribuyendo más al proceso de consolidación fiscal, mientras que las comunidades están haciendo un esfuerzo "mucho menor". De hecho, considera "prácticamente imposible" que las regiones dejen el déficit en el 0,7% pactado para 2015.
MENOR CRECIMIENTO MUNDIAL
A nivel mundial, la economía terminará el año ralentizando su crecimiento ante el debilitamiento de las economías emergentes, sobre todo en China, Brasil y, aunque en menor medida, Rusia. En 2016, en cambio, se producirá cierto repunte.
La incertidumbre sobre la intensidad de la desaceleración china está provocando además una notable inestabilidad en los mercados financieros, a lo que se une el notable descenso de los precios de las materias primas, principalmente el petróleo, y las tensiones geopolíticas.