Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crecimiento se reduciría del 3% en 2016 al 1,7% en 2017 con un gobierno de Unidos Podemos, según el IEE

Avisa de que "se puede engañar a los votantes, pero no a los mercados"
El presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), José Luis Feito, ha sugerido que el crecimiento económico de España se reduciría prácticamente a la mitad en 2017 si tras las elecciones de este domingo 26 de junio alcanzara la Moncloa un gobierno de Unidos Podemos. Concretamente, el PIB podría pasar de crecer un 3%, con una creación de alrededor de medio millón de empleos, al 1,7% entre 2016 y 2017.
Así lo ha indicado durante la presentación del informe de coyuntura económica 'España en la encrucijada: la disciplina fiscal es innegociable', en el que Feito no ha escatimado en avisos al considerar que este escenario político supone un "cóctel explosivo" a nivel fiscal, que contribuirá a "llevar al país al desastre" y a generar "daño y destrucción".
En primer lugar, el 'Think Tank' de CEOE prevé que el avance del PIB ronde el 3% en 2016, "significativamente por encima de lo que los analistas habían previsto en los últimos tres o cuatro meses". "España no va a resentirse de las turbulencias ni de la incertidumbre asociada al 'Brexit'", ha afirmado Feito, para añadir que, en este contexto, la tasa de paro bajará "significativamente" del 20% al final del ejercicio, con un monto de parados bastante por debajo de los cuatro millones.
Ahora bien, el presidente del IEE ha señalado que de cara 2017 se presenta una amplia brecha entre el crecimiento máximo que podría producirse y el mínimo. De entrada, la esperada subida de tipos o del precio del petróleo y otras materias primas llevaría a la economía española a moderar su crecimiento hasta el 2,5%. En este punto, ha asegurado que el desafío independentista en Cataluña no tendrá ningún impacto.
No obstante, ha indicado que unas políticas adecuadas, enfocadas a seguir ganando competitividad, podrían permitir crecer aún en el entorno del 3%. Por el contrario, el crecimiento podría sufrir una caída "estrepitosa" si se adoptan medidas "dañinas" como las que, según ha dicho, aparecen en algunos programas políticos.
"Si un gobierno adoptara medidas dañinas para el crecimiento económico afectaría a los pronósticos de crecimiento", ha dicho, para añadir que "no se debe descartar debido a los sondeos", en relación a las encuestas que sitúan a Unidos Podemos como segunda fuerza política.
UN HORIZONTE DE "DAÑO Y DESTRUCCIÓN".
Preguntado por mayores concreciones al respecto, Feito ha dicho que "cualquier Gobierno de PP, PSOE y Ciudadanos tendría mayorías abrumadoras a juzgar por sus propuestas", y que "PP y PSOE todavía podrían tener mayorías suficientes si se pusieran de acuerdo en cuestiones razonables".
En este punto, ha indicado que "hay muchas posibilidades dentro de ese orden de partidos que respetan reglas básicas de la economía de mercado y no aspiran a derrumbar el capitalismo", lejos de "las momias ideológicas que han resucitado de sus ataúdes".
"No va a haber opción porque se puede engañar a los votantes, pero no a los mercados", ha remachado, para añadir que "podría resultar que el programa más radical de la izquierda fuera lo mejor", porque al ser "irrealizable" derivaría en un caso como el de Grecia, en el que Syriza ha claudicado y ha acabado poniendo en marcha políticas de consolidación y reequilibrio "más radicales que las del PP".
No obstante, Feito también ha dicho que "hay partidos que no tiene programas tan agresivos, pero que luego se podrían quitar el disfraz y resultar el lobo en lugar de la abuelita". En referencia al PSOE, el presidente del IEE ha dicho que "no solo en el programa de Podemos hay cosas que, aunque se hayan matizado, preocupan", aunque ha insistido en que los socialistas han mostrado hasta ahora "más pragmatismo".
En cualquier caso, Feito ha sugerido que si el ideario de Unidos Podemos pudiera "contaminar" un Gobierno, "llevaría al país al desastre".
BAJAR COTIZACIONES.
En otro orden de cosas, Feito se ha centrado en lo que, a juicio del IEE, habría que hacer para preservar el crecimiento y la competitividad. En concreto, en lugar de derogar la reforma laboral, como planean PSOE y Unidos Podemos, clarificar la norma para evitar la judicialización de los despidos colectivos.
En materia de salarios, el presidente del IEE ha señalado que "lo ideal sería que no bajaran", aunque se produzca un aumento de los precios del petróleo y las materias primas que amenace la competitividad de las empresas.
En su lugar, ha apostado por rebajar cotizaciones para acelerar el proceso de creación de empleo. A su juicio, la dinámica de ingresos de la Seguridad Social no se vería alterada en el largo plazo si la merma de recursos se viera compensada por una mayor creación de empleo, generada a su vez por un aumento de la "flexibilidad" en el mercado laboral y una profundización en la reforma de las pensiones. "No tendrían por qué caer los ingresos", ha añadido.
Ahora bien, si no se llevaran a cabo dichas medidas o si fueran insuficientes, Feito ha señalado que los menores ingresos por cotizaciones se podrían compensar por la vía de los impuestos indirectos.
LOS DESEQUILIBRIOS PENDIENTES.
Sea como fuere, desde el IEE se señala que hay desequilibrios que costará reconducir, como el caso del déficit público, que espera que se sitúe en el 4% del PIB este año, cuatro décimas más de lo que espera el Gobierno y tres por encima del margen que ha planteado Bruselas.
Además, Feito ha avisado de la necesidad de seguir reduciendo la deuda pública y ha alertado de que costará entre tres y cuatro años recuperar los niveles de empleo previos a la crisis.