Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas sube el 1,26% y cierra a 62,45 dólares el barril

El barril de crudo de Texas se encareció hoy un 1,26 por ciento y cerró a 62,45 dólares, el nivel más alto desde comienzos de noviembre, en una jornada alcista en la bolsa de Wall Street y a la espera de la reunión de la OPEP en esta semana.
Al concluir la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en julio añadieron 78 centavos al precio del viernes y cerraron en positivo por segunda sesión consecutiva.
El valor de cierre de hoy es el más alto que alcanzan los contratos de petróleo WTI con vencimiento más próximo desde el 5 de noviembre pasado, cuando terminaron a 65,30 dólares el barril (159 litros).
Los contratos de gasolina y de gasóleo de calefacción para entrega en junio añadieron un centavo a sus precios del viernes y finalizaron a 1,85 dólares y 1,54 dólares el galón (3,78 litros) respectivamente.
Los contratos de gas natural para ese mes sumaron dos centavos y quedaron a 3,53 dólares por mil pies cúbicos.
El mercado neoyorquino del petróleo reanudó la actividad después de un largo fin de semana y a medida que avanzaba la sesión modificó la tendencia bajista con la que había iniciado, en paralelo a lo que ocurría en el mercado bursátil.
Datos que difundió este martes The Conference Board, que reflejaron una actitud más optimista de los consumidores de EE.UU. respecto de la economía, del empleo y de sus ingresos en próximos meses, animaron las compras de valores en Wall Street y alentaron expectativas de una mayor actividad económica.
El índice de confianza que elabora esa entidad de análisis económico se situó en 54,9 puntos en este mes, comparado con los 40,8 puntos de abril, un mes aquel en que también se había notado una sensible mejoría respecto de marzo.
Signos de mayor confianza entre los consumidores tienden a empujar al alza a los precios del crudo, de la gasolina y de otros combustibles, en previsión de una mayor demanda.
Los datos más recientes que difundió el Departamento de Energía de EE.UU. la pasada semana reflejaron que la demanda de combustibles y de otros productos derivados del crudo fue de una media de 18,3 millones de barriles diarios en las cuatro semanas anteriores, lo que representa un descenso del 7,6 por ciento respecto de hace un año.
Los operadores están también a la espera del resultado de la reunión que celebrará este jueves la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la que no se prevé una alteración de las cuotas oficiales de producción.