Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cuota de atún blanco podría aumentar en la costera de 2015

La consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria, Blanca Martínez, ha anunciado este sábado a los representantes de la flota de bajura en Laredo que "es previsible" que la cuota de atún blanco en 2015 aumente, ya que la cuota ajustada de 2013 era "sensiblemente superior a los máximos declarados históricamente por la flota española".
Lo dijo durante su visita al puerto de la villa pejina, que ha concentrado a cientos de personas con ocasión del concurso de marmita, en la que estuvo acompañada por Fernando Burgaz, director general de la industria alimentaria en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
El incremento de cuota se produce, reseñó la consejera, "porque, en contra de la opinión de la Comisión Europea, que pretendía inicialmente limitar la cantidad de cuota inutilizada que se puede traspasar dos años después, España lideró dentro de la Unión Europea, con el exministro Arias Cañete como punta de lanza, la corriente de opinión favorable a mantener el límite del traspaso de cuota al 25% de la cuota total, que se mantiene en la legislación vigente en ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación de los Túnidos del Atlántico)".
Martínez recordó que la cuota de atún blanco en el Atlántico norte se determina siguiendo las recomendaciones de ICCAT, la última de las cuales se aprobó en la reunión anual de la organización de noviembre de 2013 en Ciudad del Cabo fijando un TAC global de 28.000 toneladas para los años 2014 y 2015, año en el que se producirá una nueva evaluación del stock.
Este TAC se mantiene estable desde 2010 en las 28.000 toneladas, de las que 21.551,3 pertenecen a la UE, donde se incluye la cuota de 13.361 que se asigna a la flota española.
Sin embargo, dentro de la cuota asignada, la normativa ICCAT permite fluctuaciones anuales que autorizan el traspaso de cuotas no utilizadas en un ejercicio para su consumo dos años después, siempre dentro de un límite de traspaso que no puede superar el 25% de la cuota global de una parte contratante.
Esto ha producido, en casos de bajo consumo de la cuota, incrementos de la cuota ajustada para un año concreto. Así, en 2011, la administración española declaró unas capturas (8.300 toneladas) que apenas superaban el 50% de la cuota disponible para España (16.000 toneladas), lo que permitió que en 2013 la cuota ajustada de España se "disparara" por encima de las 17.000 toneladas.
Sin embargo, en 2012, el consumo declarado por la flota española, fruto del "minucioso control" de la pesquería, se elevó al 97% de la cuota ajustada de España para ese año (14.000 toneladas), lo que ha permitido un traspaso "más limitado" de remanente a la cuota de 2014, que una vez ajustada y aprobada en el Reglamento TAC y cuotas, equivalen a 13.757 toneladas (400 más de la cuota real de España).
"SECTOR ESTRATÉGICO"
"Ya he dicho muchas veces que para nosotros el sector pesquero es estratégico", explicó la consejera, "tanto por la actividad económica que genera como por el hecho de que se trata de una actividad que forma parte de la identidad de esta comunidad autónoma".
Por eso, argumentó, "no sólo debemos de seguir dando pasos junto a la flota para seguir sumando cuota siempre que sea posible, sino que vamos a mantener las ayudas que pusimos en marcha para la adquisición de barcos por parte de menores de 40 años para rejuvenecer en lo posible el sector y estabilizar los censos".
Además, la consejera apuntó que "tenemos por delante los primeros proyectos de los Grupos de Acción Costera, que van a ayudar a dinamizar nuestras villas marineras ya que permitirán diversificar las rentas".
VERDEL, JUREL Y SARDINA
Respecto a los TAC, Martínez citó no sólo el mantenimiento de la cuota de bocarte en el Golfo de Vizcaya o el previsible aumento del bonito, sino también el "sensible incremento de la cuota del verdel en la que Cantabria hizo valer en Madrid sus derechos históricos sobre la pesquería".
A todo ello se ha sumado ahora el acuerdo con Portugal que implementa la cuota de jurel o el nuevo plan de gestión de la sardina, "que nos va a permitir compatibilizar la explotación del recurso, imprescindible para la flota de bajura, con la conservación del stock, que acusa una excesiva debilidad. Debemos preservar los reclutamientos. Nos jugamos mucho".
Finalmente, la consejera ponderó los nuevos sistemas de gestión de cuota, que han permitido, por ejemplo, "desterrar la pesca olímpica, ordenar los desembarcos y generar mejores rentas. Ese era el objetivo y creo sinceramente que se ha cumplido".
"Seguramente habrá cuestiones que tengamos que ir puliendo todos con el tiempo, pero de lo que no tengo ninguna duda es de que si queremos ganar el futuro, esa victoria empieza por ir diseñando un presente que nos evite cometer los errores del pasado", concluyó la titular de Pesca.