Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La debilidad del dólar me parece emocionante"

Donald Trump junior ha desembarcado en Madrid para presentar el inicio de sus relaciones comerciales con España. Muy lejos de la imagen de hijo de un rico americano, Donald Trump ha explicado los detalles de su actividad en nuestro país, aunque no ha revelado los nombres de sus posibles socios españoles en esta aventura. Los proyectos de esta familia cotizan al alza a pesar de las turbulencias financieras. Trump matiza que no tiene miedo a la crisis porque sólo se dirigen a un público de muy alto poder adquisitivo.
¿España es la puerta a Europa para su compañía?
Sí, sin duda ese es nuestro objetivo.
¿España es un ejemplo de desarrollo urbanístico? ¿Qué les ha seducido para traer sus proyectos aquí?
Los constructores españoles no sólo se han limitado a España. Son menos nacionalistas, por decirlo así, que el resto de constructores europeos. Los promotores de este país tienen gran presencia en el mundo y su enfoque es parecido al de nuestra empresa. El mercado inmobiliario español se ha desarrollado mejor que en el resto de Europa. Otra de las razones es que tenemos un gran número de clientes españoles.
¿Un proyecto en Madrid?
No tenemos un proyecto específico, esta tarde nos reuniremos con los inversores. Quizás en dos semanas ya este todo cerrado o en dos meses. Si tenemos claro que llevaremos adelante un proyecto a la altura de la marca con cinco estrellas.
¿El lugar donde le gustaría construir?
Depende mucho de las circunstancias. Mi padre creó una marca y no vamos a defraudar esa marcar. La localización es muy importante. No nos importa el precio del terreno, sólo que este en la mejor situación.
Después de la capital, ¿más proyectos en España?
En pocos años nos gustaría desarrollar 'resorts' en España. Barcelona y la costa serán nuestro próximo objetivo.
¿La crisis inmobiliaria ha afectado a la financiación de sus proyectos en el mundo?
El mercado se ha visto afectado por la falta de liquidez. A pesar de la crisis hipotecaria en EEUU en cinco meses hemos sido capaces de cerrar y financiar tres proyectos más. Somos los únicos que vendemos al estar operando en la parte alta de la sociedad. Tenemos clientes que no se ven afectados por la crisis crediticia.
¿La debilidad del dólar no le preocupa?
No creo que el dólar vaya a mejorar pronto. No me da miedo, lo encuentro emocionante. El gasto a la hora de invertir es mayor pero los beneficios también serán mayores.