Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La demanda de viviendas de alquiler superará el medio millón entre la población de 20 a 39 años

La demanda de viviendas de alquiler del grupo de población de 20 a 39 años superará el medio millón en los próximos años en España, en el contexto de un mercado en el que un 15% de las viviendas corresponden ya a un régimen de alquiler.
Estas son algunas de las conclusiones de la XVII jornada anual del Club Inmobiliario ESADE Alumni, centrada en el mercado del alquiler residencial en España y Europa y su viabilidad tanto desde el punto de vista de operaciones como de la financiación y de mercado de capitales, y al que han asistido más de 150 especialistas del sector inmobiliario.
El presidente del Club Inmobiliario ESADE Alumni, Eduard Mendiluce, ha afirmado que el alquiler residencial es una "apuesta de futuro" y se ha referido a los modelos empresariales que operan en otros países europeos, como Alemania, en los que hay un par de compañías que gestionan parques de 200.000 y 300.000 viviendas.
El también consejero delegado de Anticipe ha asegurado que el alquiler residencial "ha venido para quedarse", porque responde a cambios estructurales, y ha señalado que hoy por hoy no existe un parque de viviendas residenciales en alquiler de calidad que dé respuesta a la demanda.
Por su parte, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver, ha concretado la procedencia de esa demanda. Según datos del INE, un 42% de los jóvenes de 20 a 39 años viven con sus padres, aproximadamente cinco millones, de los que 2,3 millones tienen empleo. "Dentro de este grupo, podemos predecir una demanda de 500.000 viviendas de alquiler en España en los próximos años", ha apuntado.
De su lado, el director de Industrias Diversificadas e Inmobiliario para EMEA de JP Morgan, Guillermo Baygual, ha analizado el mercado desde el punto de vista del inversor, que "busca obtener rentabilidad con poca percepción de riesgo".
En el marco europeo se refirió al marco normativo inglés como el que más protege los intereses del propietario y al holandés como el más favorable a los inquilinos.
A su vez, el director general de Sogeviso, Pau Pérez de Acha, se ha referido al alquiler social, ya que en Europa la media de alquileres disponible destinado a este fin es del 12%, mientras que en España se sitúa entre el 0,8% y el 2%.
CAMBIO NORMATIVO Y CULTURAL.
De igual forma, el CEO de Immeo, Thierry Beaudemoulin, ha analizado el mercado de alquiler alemán, con una tasa del 45% de la población que vive en vivienda de propiedad, una de las más bajas de Europa, al tiempo que el director de Asset Management de Servihabitat, Luis Sánchez, ha insistido en la necesidad de un cambio normativo para potenciar el mercado de alquiler y de un cambio cultural, para que un plazo de arrendamiento de más de 10 años sea considerado "normal" y permita a los inquilinos considerar que las viviendas alquiladas son "su casa".
Por último, el director de Estrategia y desarrollo de negocio de Acciona Real Estate, Luis Moreno, ha pronosticado igualmente un futuro positivo para el mercado inmobiliario residencial de alquiler.
Éste pasará por la eliminación de los incentivos fiscales por la compra de vivienda; el coste de mantenimiento de una vivienda en propiedad, similar al coste de un alquiler, y la recuperación del mercado de trabajo, que está aumentando la movilidad geográfica y por consiguiente la demanda de flexibilidad en el mercado inmobiliario residencial.
Moreno ha señalado la insuficiencia financiera para la adquisición como otro de los factores claves que influirá en el aumento del porcentaje de alquiler residencial en España a corto plazo.
En la actualidad el 15% de las viviendas españolas corresponden a un régimen de alquiler, mientras que en 1970 ese porcentaje llegó al 30% de todo el parque de viviendas disponibles.