Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada año desaparecen el 20% de las empresas, sobre todo minipymes de telecomunicaciones y hostelería

Un informe del ESADE alerta de las "graves consecuencias" que esta tendencia puede tener para la economía española
Cada año desaparecen en España el 20% de las empresas, según consta en un estudio realizado por la escuela de negocios ESADE, que apunta que los ámbitos más afectados por la baja tasa de supervivencia empresarial son el de las minipymes y los sectores de telecomunicaciones, hostelería y restauración.
El informe, realizado por la profesora de Economía de ESADE Anna Laborda y publicado en el Informe Económico de mayo de la escuela, se basa en datos de permanencias, altas y bajas de empresas recogidos en el Directorio de Central de Empresas (DIRCE) del Instituto Nacional de Estadística (INE) entre 2008 y 2012.
Así, concluye que durante los últimos cuatro ejercicios la tasa de supervivencia de las empresas españolas se sitúa en torno al 80%, por lo que cada año han desaparecido el 20% de las compañías. Un ritmo que, de mantenerse, "tendría graves consecuencias para la economía española", según alerta Laborda.
La profesora de Economía subraya además que las bajas tasas de supervivencia en empresas de cinco asalariados o menos y autónomos --que constituyen el 90% de la masa productiva-- hace de España un país "especialmente frágil" ante la crisis.
DATOS POR SECTORES
Tomando como referencia los datos de 2011, el informe apunta que las empresas sin asalariados tienen una tasa de supervivencia del 76%, inferior a la media. Por su parte, un 16% de las empresas de entre uno y nueve trabajadores no sobrevive al ejercicio.
En cambio, las compañías que cuentan con más de diez asalariados, pese a ser las menos numerosas en el sistema productivo español, tienen una tasa de supervivencia muy superior a la media. En concreto, el dato alcanza el 94,3% en las empresas de entre diez y 19 empleados, y el 96,7% cuando tienen más de veinte asalariados.
Por sectores, las empresas que mejor supervivencia registran son el la alimentación, bebida y tabaco (91%), las industrias extractivas (90,9%) y la energía, el gas y el agua (90,8%), pese a que son sectores con poco movimiento en materia de altas y bajas.
Por contra, el comercio (81,1%), la construcción (78,5%), la hostelería y restauración (74,5%) y otras actividades de técnicos y profesionales se ven muy afectados por el cierre de empresas, con una tasa de supervivencia que apenas alcanza la media, pese a que en los datos del DIRCE constan cada mes muchos movimientos de altas y bajas. Particularmente baja es la tasa de supervivencia en el sector de las telecomunicaciones, con apenas un 70%.
AGUANTAN MEJOR LAS EMPRESAS GRANDES
Así, el informe de ESADE concluye que, "con independencia del sector, las empresas con mayor número de trabajadores registran tasas más altas de supervivencia, salvo algunas excepciones" como el de las minipymes sin asalariados de energía, gas y agua (84,2% de supervivencia); transporte y almacenamiento (84%), industrias extractivas (83,7%), alimentación, bebida y tabaco (83,7%); y actividades sanitarias (82,5%), que superan la media.
Lo mismo ocurre en las pymes de entre uno y cinco trabajadores de alimentación, bebida y tabaco; industrias extractivas, y química y farmacéutica, que alcanzan tasas de supervivencia del 91,6%, 91% y 90,6%, respectivamente.
Por todo ello, Anna Laborda aconseja a los gobiernos autonómicos y central que analicen qué sectores requieren de una estructura empresarial basada en minipymes y comprueben cuál es la presencia de dichos sectores en la economía y en las diferentes regiones; y que "potencien las actividades que generan mayor tamaño de empresa y concentración en sectores con estructura de minipymes y que no la requieren específicamente".
"Se debería potenciar la sinergia entre sectores y compañías para crear empresas de tamaño medio y garantizar mejor su supervivencia", concluye la responsable del estudio.