Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El desplome de Coca-Cola en Bolsa le cuesta otros 1.000 millones de dólares a Warren Buffet

Las acciones de The Coca-Cola Company, que ha presentado este martes sus cuentas del tercer trimestre acompañadas de un plan de ajuste, han llegado a caer en la Bolsa de Nueva York hasta un 7%, descenso que se traduce en la pérdida de más de 1.000 millones de dólares (787 millones de euros) en el valor de la participación del 9,12% que ostenta en el fabricante de refrescos Berkshire Hathaway, la firma de Warren Buffet.
En concreto, el brazo inversor del 'Oráculo de Omaha' es el primer accionista de Coca-Cola con un paquete accionarial de 400 millones de títulos, que a cierre de la sesión del lunes a un precio de 43,29 dólares alcanzaban una valoración de 17.316 millones de dólares (unos 13.634 millones de euros).
Sin embargo, según avanzaba la sesión del martes en Wall Street las acciones del 'gigante de Atlanta' llegaban a bajar un 7%, hasta un mínimo intradía de 40,26 dólares por acción, reduciendo el valor de la participación de Buffet en la firma a 16.104 millones de dólares (12.680 millones de euros).
Por detrás de Berkshire Hathaway, otros accionistas destacados del gigante tecnológico estadounidense son The Vanguard Group (5,23%), State Street Corporation (3,71%), FMR (2,51%) o BlackRock Institutional Trust Company (2,29%).
Coca-Cola obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.114 millones de dólares (1.655 millones de euros) en el tercer trimestre, un 13,6% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras su cifra de negocio alcanzó los 11.976 millones de dólares (9.376 millones de euros), lo que supone un 0,4% menos.
Asimismo, la multinacional de Atlanta anunció que tomará medidas para fortalecer su desempeño financiero en el largo plazo, entre ellos un plan de incentivos para elevar el crecimiento de los ingresos y el beneficio, que incluye un recorte del gasto de 3.000 millones de dólares (2.349 millones de euros) anuales hasta 2019.
Asimismo, también adoptará medidas para racionalizar y simplificar su organización y llevará a cabo la reorganización de la mayoría de sus franquicias embotelladoras en Estados Unidos de aquí a finales de 2017.
PROSIGUE EL CASTIGO A IBM.
Por su parte, las acciones de International Business Machines (IBM) continúan su calvario en la Bolsa de Nueva York y al desplome de este lunes suman en la sesión de hoy caídas en torno al 3,50%, después de que la compañía anunciase ayer una brusca caída del beneficio en el tercer trimestre, lo que implica un castigo añadido a Berkshire Hathaway, primer accionista de la compañía con una participación del 7,03%.
De hecho, desde el pasado viernes, cuando las acciones de IBM cerraron la sesión a un precio de 182,05 dólares, la participación del 'Oráculo de Omaha', que asciende a 70,17 millones de títulos, se ha depreciado en casi 1.400 millones de dólares (1.102 millones de euros).
Por detrás de Berkshire Hathaway, otros accionistas destacados del gigante tecnológico estadounidense son The Vanguard Group (5,39%), State Street Corporation (5,35%) o BlackRock Institutional Trust Company (2,47%).