Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién dijo crisis?

El parón inmobiliario no ha llamado a la puerta de las empresas especializadas en pisos de lujo. A sus clientes les sobra el dinero y no sienten en sus cuentas los efectos de la crisis.
Por ejemplo, una inmobiliaria española que comenzó en los años 60 vendiendo pisos en Jávea. Ahora, venden pisos de lujo en el hotel Plaza de Nueva York. En tres meses han vendido 24 apartamentos en Manhattan y Florida. Los pisos cuestan entre 3 y 9 millones de euros y, el más grande, tiene 1.800 metros cuadrados.
Sólo unos pocos pueden pagarlos. Los clientes de esta inmobiliaria no dependen ni de hipotecas ni de préstamos, poseen sus propios recursos y unos ingresos medios de 1'8 millones de dólares al año.
También ofrecen casas de ensueño en España, como villas de lujo en Ibiza y Altea. BQM