Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La economía italiana y portuguesa mantienen su ritmo moderado de crecimiento

La economía italiana y la portuguesa se expandieron moderadamente en el primer trimestre de 2016 y mantuvieron el ritmo de crecimiento mostrado en el último trimestre de 2015, según los institutos nacionales de estadística de Italia y Portugal, Istat y Destaque, que indicaron que PIB italiano creció un 0,3% respecto al trimestre anterior, mientras que el portugués lo hizo en un 0,2%.
En Italia, tanto el gasto en consumo como la formación bruta de capital fijo se incrementaron en un 0,2%, mientras que las importaciones y las exportaciones descendieron un 0,9 y un 1,5%, respectivamente.
En términos interanuales el PIB del país transalpino creció un 1% con ascensos en el gasto en consumo (+1,4%), la formación bruta de capital fijo (+1,8%) y las importaciones (+1,2%). Por contra, las exportaciones cayeron un 0,4%.
En Portugal, la expansión de la economía se ha visto favorecida por el incremento del consumo privado, parcialmente contrarrestada por el impacto negativo de la demanda exterior neta, tras el retroceso en las exportaciones de bienes y servicios.
En términos interanuales la economía lusa creció un 0,9% en el primer trimestre, frente al 1,3% registrado en los últimos trimestres de 2015, tras el impacto negativo del 1,1% de la demanda exterior neta y el incremento del 2% en la demanda doméstica.