Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos economistas españoles critican en el FT la inacción de Rajoy y le piden un "cambio radical" de política

Critican su postura de creer que los problemas no se resuelven, sino que se disuelven con paciencia" por sus "resultados catastróficos"
Los economistas españoles Jesús Fernández-Villaverde y Luis Garicano, profesores de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y de la London School of Economics respectivamente, critican al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por "creer que los problemas no se resuelven, sino que se disuelven mediante la paciencia", y le acusan de haber aplicado esta política a la crisis económica con "resultados catastróficos".
En un artículo de opinión publicado por el 'Financial Times' bajo el título 'Rajoy debe actuar rápidamente y aprobar un plan radical para España", que recoge Europa Press, los economistas advierten de que la estrategia del presidente "es un camino a ninguna parte".
Además, le recuerdan que mientras el Gobierno "permite que la situación de bancos y comunidades autónomas se siga deteriorando" a la espera de conocer los planes del Banco Central Europeo (BCE), la recesión se profundiza, aumenta la morosidad y la confianza pública se hunde.
Por ello, instan al Ejecutivo a acometer un "cambio radical" que pase por asegurar la "capacidad de resistencia" del sistema financiero, diseñar una reestructuración "rápida pero ordenada" de la deuda insolvente de la Administración pública (incluyendo corporaciones estatales, bancos y comunidades autónomas), y seguir el consejo del BCE e imponer "pérdidas sustanciales" a todos los acreedores de las instituciones insolventes.
DE CRISIS ECONÓMICA A CRISIS CONSTITUCIONAL
Además, recomiendan reactivar el programa de reformas estructurales para "reducir los obstáculos al emprendimiento y la creación de empleo", y diseñar un plan "creíble" para la consolidación fiscal con objetivos a medio plazo más que a corto plazo.
"Esta nueva agenda de crecimiento requiere un fuerte compromiso de todos", recuerdan, señalando que el Gobierno debería "abandonar las tentaciones populistas, evitar más anuncios públicos embarazosos y reiniciar un programa de reformas económicas reales".
Además, hace falta explicar a los españoles la "verdad" sobre la situación, sobre todo porque a su juicio "no perciben diferencias entre los recortes presupuestarios y las reformas estructurales", con lo que "la crisis económica se está convirtiendo rápidamente en una crisis constitucional" en la que "algunas regiones empiezan a plantearse dar un impulso decidido hacia la independencia".
FUE UN ERROR ENFRENTARSE A EUROPA
Por otra parte, los firmantes del artículo critican duramente la estrategia seguida por el Ejecutivo de Rajoy en Europa, donde han tratado de "conseguir financiación incondicionada" amenazando al BCE con hacer caer el euro. "Era un farol, pero no se puede jugar al 'chicken-run' --dos personas corren una hacia la otra hasta que uno de los dos se aparta-- cuando conduces un coche y tu rival, un tanque", consideran.
"Los hechos básicos son que el sector financiero español no puede sobrevivir sin un acceso ilimitado al efectivo del BCE", continúan, mostrando su rechazo no obstante a la posibilidad enunciada por "algunos observadores" de que a España le iría mejor fuera de la moneda común, porque provocaría "enormes costes" para las empresas.
Por ello, se congratulan de que finalmente España hay recibido un "crédito razonable" para reestructurar el sector financiero y que vaya a crear un 'banco malo'.
"Estos nuevos arreglos para poder acceder a los mecanismos de rescate de la Eurozona avanzan un fondo de rescate más amplio y flexible. Y, más importante aún, el BCE ha indicado que incrementará drásticamente su apoyo a España e Italia en el futuro próximo", aplauden. "Desafortunadamente, el tiempo para llevar a cabo estas tareas se acaba", lamentan finalmente.