Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tasa de empleo en España crece en el cuarto trimestre más que la media de la de OCDE, hasta el 54,6%

La tasa de empleo de España se situó en el cuarto trimestre de 2013 en el 54,6%, lo que supone cuatro décimas más que en el trimestre anterior y un incremento superior al registrado de media en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), donde la tasa de empleo aumentó desde el 65,2% al 65,3%.
De este modo, la tasa de empleo de España ha registrado una caída de 10,3 puntos porcentuales desde el estallido de la crisis en el segundo trimestre de 2008, y se mantiene en el mismo nivel que registraba hace un año.
Por su parte, tras registrar tres trimestres consecutivos de subidas, el empeoramiento de la ocupación entre los países de la OCDE con respecto al inicio de la crisis se ha reducido hasta sólo 1,2 puntos.
En el caso de la Eurozona, el empleo aumentó una décima hasta el 63,6% después de permanecer estable los tres trimestres anteriores, mientras que en Estados Unidos y Canadá se mantuvo sin cambios en el 67,4% y el 72,4%, respectivamente.
Asimismo, en Japón aumentó por séptimo trimestre consecutivo, desde el 71,8% hasta el 72,2%, y en Reino Unido subió tres décimas, hasta el 71,2%.
En comparación con el tercer trimestre del año, los mayores incrementos de la tasa de empleo se registraron en Suiza (desde el 79,3% hasta el 80,2%) y en Hungría (desde el 58,7% al 59,4%), mientras que subió seis décimas en México (70,3%), Nueva Zelanda (73,8%) y Portugal (62%).
A continuación, el sexto mayor incremento entre los miembros de la OCDE fue el de Irlanda, donde subió desde el 60,8% hasta el 61,3%, mientras que España y Japón lograron la séptima mayor subida, al incrementarse la tasa de empleo cuatro décimas.
Por edades, en el conjunto de la OCDE la tasa de empleo aumentó dos décimas entre los trabajadores de 55 a 64 años, mientras que en el caso de los comprendidos entre los 25 y 54 años y de los jóvenes la subida fue de una décima.