Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 92% de los empresarios considera prioritaria la lucha contra la corrupción por parte del gobierno

El 92% de los empresarios considera que la lucha contra la corrupción y el aumento de la transparencia en empresas e instituciones debería ser la prioridad del próximo gobierno, según los resultados del 'International business report' del cuarto trimestre de 2015 elaborado por la firma de servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y financiero Grant Thornton.
Asimismo, el 51% califica como urgente el adelgazamiento de las administraciones, mientras que el 41% lo considera necesario. Además, el 36% de los empresarios cree que también es urgente mejorar la formación del capital humano y adaptarla al mercado laboral, frente al 54% que la considera necesaria.
Otras medidas consideradas urgentes o necesarias por más del 80% de los encuestados fueron aquellas destinadas a aumentar el atractivo de la economía para la inversión extranjera, a favorecer la diversificación sectorial para reducir la dependencia de ciertos sectores y a aumentar la cohesión social y frenar la desigualdad.
A su vez, el 31% de los encuestados califica como no prioritaria la reforma de la estructura territorial del Estado, mientras que el 3% cree que podría ser contraproducente, el 28% la califica de urgente y el 35% de necesaria.
Entre las medidas que suscitan apoyos más tibios se sitúan el aumento del gasto público para estimular la economía o la profundización en la reforma laboral.
APOYO A LA INNOVACIÓN
Las medidas que más demandan los empresarios para favorecer el crecimiento empresarial son la reducción de las cargas burocráticas, el aumento de la transparencia en la contratación pública y el apoyo económico a la innovación, además de la regulación destinada a evitar malas prácticas y favorecer la libre competencia.
Sin embargo, la mejora de infraestructuras de transporte y telecomunicaciones y la reducción del impuesto de sociedades son las medidas que obtienen un menor apoyo.
No obstante, pese a la incertidumbre política, el 61% de los empresarios españoles mantiene el optimismo sobre la economía y sus propios negocios, mientras que sólo un 11% se declara pesimista, aunque el porcentaje de directivos españoles que esperan aumentar su plantilla este año ha bajado.
"Lo que piden los empresarios a los nuevos líderes políticos es un terreno de juego limpio y una visión a largo plazo que permita al país y a sus empresas maximizar las oportunidades", ha subrayado el Chief Economist de Grant Thornton y asesor del fondo Alinea Global, Álvaro Sanmartín.