Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 20% de empresas en España cierra en 2009

La presión fiscal y la falta de liquidez son las causas fundamentales de que autónomos y microempresas no estén sobreviviendo a la crisis, según Conae, que calificó el 2009 como "un año bastante duro".


El cierre de 200.000 empresas en 2009 se suma a los datos de 2008, año que se saldó con el cese de 242.200 empresas, según datos de la Seguridad Social, lo que para Conae significa que "la crisis continúa azotando a autónomos y empresas españolas, y con más contundencia a las microempresas, mucho más susceptibles de los vaivenes económicos".

No obstante, el presidente de Conae, Salvador García, aseguró que "España sigue siendo un país de valientes" y de "emprendedores" pues el número de autónomos y microempresas asciende a más de tres millones, que constituyen el 97% del censo empresarial español, dan una empleabilidad del 65% y aportan a las arcas del Estado en tributos e impuestos un 70%. Las microempresas, las más perjudicadas