Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas no financieras reducen un 5,9% su beneficio en el primer trimestre

El resultado ordinario neto de las empresas no financieras experimentó un descenso del 5,9% en el primer trimestre del año, debido a aspectos como la negativa evolución del sector del refino, según el Boletín Económico de junio del Banco de España.
Si se excluye la actividad del sector del refino, el descenso en los resultados trimestrales queda contenido. El resultado económico bruto de las empresas cayó un 0,8%, pero lo habría hecho un 0,5% si hubiera excluido el refino.
El Banco de España analiza también en el informe la evolución del resultado de las grandes empresas del país entre 2007 y 2015, y concluye que su diversificación geográfica les ha permitido mantener durante la crisis unos niveles de rentabilidad superiores a los del conjunto de las empresas no financieras.
Sin embargo, la diferencia entre la evolución de las grandes empresas y las de un menor tamaño se ha reducido en los últimos trimestres como consecuencia, en parte, de la recuperación económica más intensa en España, asegura el Banco de España.
En cuanto a la partida de dividendos recibidos, que recoge fundamentalmente los provenientes de filiales extranjeras, ha mantenido desde 2013 una tendencia descendente, que está en línea con el curso desfavorable de los resultados de los grandes grupos españoles.
En todo caso, el boletín indica que, en el primer trimestre, continuó la tendencia de recuperación de la actividad económica en la mayoría de los sectores y que el descenso en los beneficios fue compatible con una mejoría de este indicador en un número creciente de empresas y en la mayoría de los sectores.
Por sectores, los de energía e industria mostraron una evolución ligeramente descendente, en tanto que el de comercio y hostelería fue el único en el que se registró un leve aumento, al tiempo que el de información y comunicaciones no mostró variaciones significativas.
El comercio y la hostelería se vieron beneficiados de la recuperación del consumo, lo que se reflejó en un incremento del valor añadido bruto de estas actividades del 4,1%. Este incremento es algo inferior al del 5,3% un año antes.
MÁS PLANTILLA Y GASTO DE PERSONAL.
En cuanto a los gastos de personal, registraron un incremento del 2,2% en el primer trimestre, frente al 1,4% del mismo período del año anterior. El mayor dinamismo de esta partida refleja, principalmente, la evolución más expansiva del empleo, en un contexto en el que las remuneraciones nominales medias registraron avances moderados.
Las plantillas medias de la muestra trimestral aumentaron un 1,7%, por encima del 0,5% de crecimiento registrado un año antes. En el trimestre siguió aumentando el porcentaje de empresas que no destruyeron empleo, hasta situarse en el 62,6%, lo que supone cerca de tres puntos más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.
EMPLEO TEMPORAL.
En todo caso, la recuperación del empleo siguió descansando en mayor medida en el de carácter temporal, que creció un 8%, una tasa similar a la registrada en el primer trimestre de 2015, del 7,9%.
En cambio, el personal fijo mostró una evolución más positiva que hace doce meses y registró un ligero aumento, del 0,5%, frente al descenso del 0,8% de entonces.