Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas interesadas en la mina de Aznalcóllar podrán presentar ofertas hasta este miércoles

Las empresas interesadas en explotar el yacimiento minero de Aznalcóllar (Sevilla) tendrán de plazo hasta este miércoles para presentar sus ofertas al concurso internacional convocado para la explotación de dicha mina, que supone la primera vez que se elige a la compañía explotadora de una masa de mineral mediante un procedimiento de concurrencia competitiva, con el fin de elegir el proyecto que mejor cumpla las exigencias de seguridad y de viabilidad técnica, económica y medioambiental, así como las garantías de transparencia y competitividad.
Según las bases para seleccionar a la empresa que explote el yacimiento minero de Aznalcóllar, que ya se publicaron tanto en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) como en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), el proceso de selección se estructurará en dos fases.
Durante la primera, que termina este miércoles, las empresas deben presentar la documentación y un anteproyecto. Este periodo tiene como objeto "elegir la mejor empresa y las mejores soluciones técnicas". Para ello, se establecerán unos criterios de admisión basados en la solvencia técnica y económica, que garanticen que la entidad aspirante es capaz de abordar el proyecto en su totalidad. Se valorarán especialmente la capacidad técnica, la calidad del anteproyecto y los compromisos medioambientales. La Administración resolverá, en el plazo de tres meses, cuáles son las compañías admitidas.
Para la segunda fase, las empresas preseleccionadas (y que por tanto superen la etapa anterior) deberán presentar, en un periodo máximo de cinco meses transcurridos desde su preselección, su proyecto de explotación con todos los detalles técnicos, de seguridad y ambientales para el aprovechamiento de la mina.
En las bases del concurso se establecen los mecanismos necesarios para impedir la participación de Boliden o de cualquier otra empresa relacionada con ella directa o indirectamente con ella pueda explotar la mina. Del mismo modo se prohíbe la construcción de depósitos de lodos, exigiéndose las máximas garantías conservacionistas tanto para la cuenca del río Guadiamar como para el propio Corredor Verde.
Este concurso internacional marca un hito en la historia minera de la comunidad autónoma, pues es la primera vez que se elige a la compañía explotadora de una masa constatada de mineral mediante un procedimiento de concurrencia competitiva. La reapertura de la mina es posible gracias al decreto ley aprobado en diciembre pasado, que obtuvo también su ratificación unánime por el Parlamento de Andalucía.
ACUERDO ENTRE GOBIERNO Y JUNTA
Este proceso del concurso internacional sigue su curso después del acuerdo alcanzado el 20 de marzo entre Gobierno central y Junta de Andalucía para desbloquear el conflicto entre las dos administraciones por la reapertura de la mina, conflicto que se había iniciado con el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno central contra el decreto ley andaluz para la reapertura, al considerar que invadía competencias del Estado.
Dicho conflicto se desbloqueaba con el acuerdo del 20 de marzo, a raíz del cual el Gobierno central aprobó el pasado viernes en Consejo de Ministros el Real Decreto por el que se regula el otorgamiento de la explotación de los recursos mineros de Aznalcóllar y que permitirá convalidar el concurso internacional convocado por la Junta de Andalucía y garantizar los plazos en que estaba la convocatoria para la reapertura de la mina de Aznalcóllar, según anunciaba entonces la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, en la rueda de prensa posterior al Consejo.
Sáenz de Santamaría explicaba entonces que la Junta debería cambiar algunos aspectos del decreto que ocasionó el recurso y el Gobierno llevaría el Real Decreto aprobado a las Cortes, lo que permitiría continuar con el concurso.
De este modo, el Real Decreto aprobado el pasado viernes y que es un trabajo conjunto entre los ministerios de Industria y Hacienda, viene a autorizar a la Junta un régimen de explotación para la mina de Aznalcóllar. "Es un procedimiento único que persigue permitir que la Junta pueda llevar a cabo la explotación y para ello, convocar el concurso correspondiente, pero procediendo a la derogación de determinados artículos del decreto ley", ha explicado Soria, quien explicaba entonces que la Junta hacía esa derogación y el Gobierno desiste y retira el recurso de inconstitucionalidad presentado contra el decreto ley de la Junta de diciembre.
De forma paralela, también pasado viernes el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobaba el decreto ley por el que se adoptan las medidas urgentes que permiten resolver esas discrepancias con el Gobierno de España sobre el proceso de reapertura de la mina de Aznalcóllar.
Este decreto ley suprime los artículos del Decreto Ley 9/2013 relativos a la reserva autonómica de los derechos mineros. Junto con el reconocimiento de esta reserva para el Estado, el texto incluye también una cláusula que confirma expresamente todos los actos dictados hasta ahora por la Administración autonómica relativos a la reapertura, incluido el expediente expropiatorio, que seguirá el procedimiento de urgencia.
La norma andaluza aprobada este viernes incluye además, según la Junta, una disposición dirigida a acelerar la reapertura. Se trata de la previsión de la concesión simultánea, a la empresa que resulte adjudicataria, tanto del derecho de explotación como del permiso de investigación necesario para la modelación de la mina, en tanto es la reanudación de trabajos en una mina con recursos constatados.
Tanto el decreto ley de la Junta como el Real Decreto Ley del Gobierno central aprobados el pasado viernes aseguran que el concurso minero para la adjudicación de la explotación seguirá adelante y liderado por la Administración autonómica.
La Junta ha destacado la alta incidencia positiva que la reapertura tendrá sobre la economía y el empleo de la zona de Aznalcóllar. El complejo minero ocupa una superficie de casi 950 hectáreas y cuenta con unos recursos de 35 millones de toneladas constatadas, y otros 45 millones probables de cobre, plomo y zinc, además de oro y plata.
La previsión inicial de la Junta es que los trabajos en el complejo minero puedan reanudarse en 2015 gracias a la preparación y adaptación de terrenos e instalaciones y a las exigencias del nuevo proyecto, siempre con el propósito de comenzar cuanto antes a extraer el mineral.