Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El shock en el precio de la energía, uno de los riesgos potenciales en 2016, según el Foro de Davos

El Foro Económico Mundial, la institución encargada de realizar el Foro de Davos, afirma que el shock en el precio de la energía es uno de los cinco riesgos con mayor potencial para determinar la agenda global durante este año, según el informe de 'Riesgos globales 2016' realizado por la organización.
En la encuesta anual, que se realiza a unos 750 expertos y en la que se evalúan 29 riesgos globales en términos de impacto y probabilidad en diez años, la falta de mitigación y adaptación al cambio climático ha sido evaluado como el riesgo con mayor impacto potencial.
Por detrás, los participantes de la encuesta han considerado que las armas de destrucción masiva, las crisis del agua o las mitigaciones involuntarias a gran escala también pueden causar daños.
Además de medir la probabilidad de los riesgos y su impacto potencial, el informe de 'Riesgos Globales 2016' también analiza las interconexiones. Concretamente, en la parte alta de la escala, los dos riesgos más interconectados de 2016 serán la profunda inestabilidad social y el desempleo estructural o el subempleo, que representan el 5% de las interconexiones.
Asimismo, en el informe se señala que los ciberataques, a pesar de que suben ligeramente en cuanto a la probabilidad de impacto en 2016, parecen estar "en declive". Sin embargo, destaca que las crisis tecnológicas aún no han afectado a las economías y a la seguridad de forma sistémica, pero "el riesgo sigue siendo alto, aunque los expertos no lo hayan valorado suficientemente".
El análisis de este año revela, según el informe Foro Económico Mundial, nuevos patrones en economías avanzadas y emergentes. Concretamente, el desempleo y el subempleo se han constatado como el riesgo que más preocupa a la hora de hacer negocios a más de un cuarto de las 140 economías cubiertas, y sobresale como el riesgo principal en África subsahariana y Oriente Medio-Norte de África.
En lo que respecta al shock del precio de la energía, además de consolidarse como el riesgo más extendido, se ha situado entre los cinco primeros a la hora de hacer negocios en 93 economías. Por su parte, los ciberataques se encuentran entre los cinco riesgos principales de 27 economías, lo que "indica hasta que punto esta amenaza creciente ha afectado a las empresas de muchos países".