Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca española es potente, pero se enfrenta a desafíos nada "despreciables"

La banca española ha resultado ser "muy eficiente" y potente, según las pruebas de esfuerzo del Banco Central Europeo (BCE), pero aún se enfrenta a desafíos que no son "despreciables", como los nuevos requisitos regulatorios o un contexto macroeconómico algo "endeble".

Así se han pronunciado el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, y el subgobernador, Fernando Restoy, en la rueda de prensa convocada para analizar el resultado del examen que la institución europea ha realizado a la banca del continente y que ha mostrado que la reforma del sistema financiero y su recapitalización emprendida hace dos años "ha dado sus frutos".
Tras destacar la buena salud de la banca española, Restoy ha señalado que ahora comienza una nueva etapa en la que los desafíos "no son despreciables". Entre ellos, ha citado el reforzamiento de los requisitos regulatorios, algo que ha de hacerse en un contexto macroeconómico "endeble" que podría afectar a la rentabilidad del negocio.
A la vista de los resultados del examen europeo, las entidades españolas "están cómodas" en sus actuales ratios de capital, algo que les permite enfrentarse a los niveles de estrés con tranquilidad. No obstante, ha matizado que el hecho de que hayan obtenido un resultado holgado en estos test no significa que sigan así en el futuro, ya que esto es "una foto fija" del momento.
LA CRISIS BANCARIA ESTÁ SUPERADA
Linde, que ha afirmado que de momento no conoce que existan planes entre las entidades para 'salir de compras' por Europa, ha hecho hincapié en que la crisis bancaria que atravesó el sector entre los años 2010 y 2012 "ya está superada" a la vista de estos resultados.
Por su parte, el director general de Supervisión del organismo, Mariano Herrera, ha indicado que analizando la situación de los bancos españoles en comparación con sus homólogos europeos hay que señalar que el capital de primer nivel de las entidades patrias era "algo inferior" a la media de Europa, pero después de los test de estrés se encuentra en mejores condiciones gracias a las provisiones.
En este sentido, el gobernador del Banco de España ha afirmado que la banca española no es más débil que la europea, y ha insistido en que ha pasado las pruebas "con holgura y comodidad".
"Nuestra banca es muy eficiente y capaz de competir fuera y dentro", ha dicho Linde, quien ve con buenos ojos que los bancos quieran reforzar su solvencia con emisión de bonos contingentemente convertibles ('cocos'). "Todo lo que sea refuerzo de capital me parece bien", ha añadido.
En cuanto a la capacidad para otorgar créditos, el gobernador ha apuntado que cuanto más reforzado esté un banco, más margen tendrá para ofrecerlos.
Así, ha descartado que el aprobado general de la banca española en el examen se deba a una reducción en la concesión de crédito, a lo que Restoy ha agregado que "se exagera" el impacto que tiene sobre éste la regulación en materia de capital. "Después del 'boom' de 2004 y 2008, estamos en un momento de desapalancamiento", ha agregado.
DIVIDENDO
En cuanto a la posibilidad de dar vía libre a los bancos españoles a la hora de decidir qué parte de sus beneficios quieren repartir entre sus accionistas, actualmente limitado al 25%, Linde ha subrayado que es algo que tendrán que estudiar "con mucho detenimiento".
Una vez concluido el examen a los principales bancos europeos, el Mecanismo Único de Supervisión será el encargado de controlar su evolución. En este sentido y en relación a los posibles casos de corrupción que ha habido en cajas de ahorros españolas, el gobernador ha indicado que espera que todas las "irregularidades" que se están conociendo en la actualidad se puedan "mejorar" en aspectos "que no son normales de supervisión".