Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las entidades de la CECA obtienen un beneficio de 2.865 millones hasta junio y salen de pérdidas

Desde el inicio de la crisis reducen un 28% el número de oficinas y un 24% las plantillas
Las entidades adheridas a la CECA han obtenido en los seis primeros meses del año un resultado consolidado de 2.865 millones de euros, con lo que dejan atrás los 'números rojos' registrados en el mismo periodo de 2012, cuando perdieron 8.241 millones por las fuertes provisiones contabilizadas.
En un comunicado, la patronal de cajas ha subrayado que el sector acumula dos trimestres consecutivos de beneficios. De enero a junio, las dotaciones han seguido aumentando, de forma más acusada en el segundo trimestre que en el primero. Ahora bien, este incremento ha sido en inferior que el del mismo periodo del año anterior.
En concreto, las dotaciones netas a provisiones han alcanzado los 757 millones a junio de este año, menos de la mitad que los 1.672 millones del primer semestre de 2012. Las provisiones de los últimos meses se corresponden al reconocimiento de pérdidas adicionales de los activos traspasados a la Sareb y a las dotaciones extraordinarias ante el decreto impulsado por el Gobierno, ha indicado la patronal.
Asimismo, las entidades han comenzado a aplicar los criterios establecidos por el Banco de España en su carta del pasado mes de mayo en materia de reclasificación de préstamos refinanciados. El plazo para revisar estos créditos finaliza el próximo 30 de septiembre.
Por su parte, el margen de intereses se ha contraído un 15,4%, una caída que la CECA ha explicado debido a la repreciación de la cartera crediticia ante el ciclo bajista de tipos de interés que se registró el pasado año y el proceso de desapalancamiento.
"Este descenso se ha compensado parcialmente por el menor coste de los depósitos y la caída de los costes de la financiación mayorista", ha asegurado la patronal.
Las comisiones netas han descendido un 9,4%, principalmente aquellas de carácter no recurrente. Además, los ingresos procedentes de la cartera de renta variable han limitado su aportación al margen bruto, que crece un 11,7% por efecto del incremento de los resultados de operaciones financieras.
Los gastos de explotación continúan mostrando una tendencia descendente, una vez descontados los costes extraordinarios asociados al proceso de reestructuración, por efecto del fuerte esfuerzo en eficiencia y reducción de capacidad instalada acometido por el sector en su conjunto.
Desde comienzos de la crisis, las entidades adheridas han reducido un 28% el número de oficinas y un 24% el número de empleados. La CECA ha recordado que esta contracción es "más intensa" que la realizada por el conjunto del sistema financiero.