Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OCU demandará a Volkswagen para que pague por falsear las emisiones de sus coches

La Fiscalía pide investigar a Volkswagen por fraude y delito ambientalREUTERS

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) está ultimando el procedimiento por el que denunciará a Volkswagen ante los tribunales de Justicia para que responda no solo reparando los coches, sino indemnizando a los afectados por los perjuicios causados por el fraude de las emisiones de CO2, informó la organización.

Para OCU, es "inaudito" que hayan pasado ya casi ocho meses y la gran mayoría de los afectados sigan esperando noticias y soluciones para conseguir tener sus coches reparados.
La organización considera "inaceptable" que Volkswagen pretenda pasar capítulo "a uno de los mayores escándalos en el sector de la automoción en Europa negando cualquier compensación económica a los afectados".
La OCU hace estas consideraciones tras conocer la primera sentencia contra Volkswagen por parte de un tribunal alemán que obliga a devolver el importe íntegro del vehículo. "Esta sentencia confirma la crítica que viene haciendo OCU desde hace meses ante la inactividad de VW", destaca.
En este sentido, destaca que se trata de la primera vez en la que los tribunales reconocen el derecho de los consumidores europeos a una resolución del contrato por el fraude cometido por la firma alemana.
Un tribunal de Munich sentenció la semana pasada a un concesionario a aceptar la devolución de un Seat Ibiza, equipado con el software ilegal para 'camuflar' los niveles de emisiones, y a reembolsar el importe total de la compra a los propietarios.
El motivo principal de esta primera sentencia a favor de los afectados es que considera que, desde que saliera la luz el escándalo de las emisiones en septiembre del año pasado, el grupo ha tenido ya tiempo suficiente para poner remedio y corregir el software ilegal, destaca la OCU. Seat, filial del grupo Volkswagen ha anunciado que recurrirá dicha sentencia.